Modelo de coche: Mercedes-AMG GT

Mercedes-AMG GT R: las bestia de AMG llega a los 585 CV

Mansory hace del Mercedes-AMG GT S un monstruo de la carretera