24 Horas de Nürburgring, ese coto cerrado de las marcas alemanas

Eloy Entrambasaguas
26/05/2016

Este fin de semana, coincidiendo con el Gran Premio de Mónaco de Fórmula 1 y las 500 Millas de Indianápolis, tendrá lugar una nueva edición de las 24 Horas de Nürburgring. Una carrera que sin tener la historia de estas pruebas u otras de resistencia como Le Mans, Sebring y Daytona, se ha hecho hueco por su ubicación y el gran interés de las marcas.

Las factorías locales ponen toda la carne en el asador para la ocasión y en más de cuarenta años de historia sólo Ford, cuya central europea está en Colonia, y Chrysler con los Viper mantenidos por Zakspeed han logrado romper su hegemonía. Además otras aprovechan la disputa de una carrera tan larga y dura para demostrar de qué son capaces vehículos derivados de serie sin intención de ir a por el triunfo absoluto. Es el caso de las japonesas (Toyota, Subaru), pero también de Hyundai desde hace algunos años.

Por ello es fácil imaginar que la edición 2016 de estas 24 Horas de Nürburgring serán una batalla entre Audi, BMW y Mercedes, con un gran interrogante sobre lo que pueda hacer Porsche. La marca de los cuatro aros se impuso los dos últimos años y dispone de un vehículo muy rodado (el nuevo R8, que ganó en su debut la temporada pasada) y equipos experimentados como WRT y Phoenix.

Mercedes y BMW han estrenado coche esta temporada, pero en las semanas previas a las 24 Horas de Nürburgring sus GT3 han demostrado estar a la altura necesaria para optar al triunfo final. La marca de la estrella ha rayado a un gran nivel en las últimas citas de Blancpain GT Series y los bávaros lograron el primer triunfo para el M6 GT3 en la última cita del VLN, certamen disputado íntegramente en Nürburgring Nordschleife. A ello se sumaron los primeros éxitos de Teo Martín Motorsport en el GT Open.

Mercedes se apoyará en estructuras solventes como Black Falcon y HTP, además portar en dos de sus GT3 los colores de Haribo, patrocinador muy ligado a las 24h de Nürburgring. Por su parte BMW confía en equipos quizá no tan conocidos por el gran público pero capaces de todo, como ROWE, Schubert o Walkenhorst.

Decíamos también que el rendimiento de Porsche será una incógnita pues aunque es una de las grandes dominadoras en el Infierno Verde y su último 911 GT3 ganó recientemente en Estados Unidos de la mano de Alex Riberas y Mario Farnbacher, sus equipos estaban muy descontentos con la posición en que les dejaba la Balance of Performance que rige la categoría GT3. Aún así habrá que echar un ojo a una estructura histórica como Manthey Racing o el Frikadelli Racing Team de Sabine Schmitz (que también correrá la cita del Mundial de Turismos en Nürburgring esta semana).

Fuera de las marcas alemanas no queda tanto donde elegir. Aston Martin se ha animado a enviar equipo oficial en esta ocasión, mientras que Bentley ha preferido delegar su presencia en un equipo local como ABT tras competir la temporada pasada con su estructura de fábrica. Además Nissan repetirá esfuerzos entre RJN, su equipo de confianza y donde volverá a estar Lucas Ordóñez, y Zakspeed, que también competirá con un Mercedes.

Cierra el plantel de marcas involucradas en GT3 Lamborghini con un Huracán alineado por Konrad Motorsport, pero eso no quiere decir que otras no puedan optar al triunfo final. El abierto reglamento del VLN permite que coches no homologados oficialmente como GT3 compitan de facto como tal en Nürburgring y por ello hay que contar con Lexus y su RC F o los espectacular SCG 003C de la Scuderia Glickenhaus, más competitivos que nunca. Además, las 24h de Nürburgring se prestan a mostrar vehículos curiosos en competición como estos, pero también otros sin mayor pretensión que demostrar sus cualidades, como un Toyota C-HR o los i30 y Veloster de Hyundai.

En total y salvo cambios de última hora en la lista de inscritos serán seis los españoles que afronten el reto de las 24 Horas de Nürburgring 2016. Lucas Ordóñez será el único que opte al triunfo absoluto, mientras que los hermanos Alex y Miguel Toril disputarán la prueba encuadrados en las categorías SP7 y V6 (reservadas a Porsche coperos), Jordi Gené competirá entre los TCR, y dos habituales en el Nordschleife como Carlos Arimón y Nicolás Abril lo harán en V5 con un Porsche Cayman y SP3 con un Renault Clio RS Cup respectivamente.

Click aquí para cancelar la respuesta.