Antonio García se vuelve a coronar en EEUU

Eloy Entrambasaguas
10/10/2017

No será dificil olvidar cómo perdieron las 24 Horas de Le Mans en las últimas vueltas, pero la temporada 2017 de Antonio García y Jan Magnussen con Corvette Racing está muy lejos de ser un fracaso. La pareja hispanodanesa volvió a conquistar la categoría GTLM del WeatherTech SportsCar Championship de la IMSA. Se trata del segundo título en GT para García tras el logrado en las American Le Mans Series de 2013, mientras que Jan Magnussen acumula uno más alcanzado en 2008.

Tres victorias en las 12 Horas de Sebring, el Circuito de las Américas y Virginia, así como una gran regularidad (nunca bajaron del quinto puesto) hicieron que García y Magnussen llegaran a Petit Le Mans con la única necesidad de hacer acto de presencia para conseguir el título. Y a punto estuvieron de hacerse también con la victoria en Atlanta, quedando segundos junto Mike Rockenfeller. La victoria recayó en el BMW M6 GTLM de Alexander Sims, Bill Auberlen y Kuno Wittmer en la despedida de este modelo, sustituido en 2018 por el M8.

Pese a que los DPi de Cadillac han sido los grandes dominadores de la temporada del certamen IMSA y el título no se le escapó a los hermanos Taylor, en el revirado circuito de Road Atlanta que alberga Petit Le Mans brillaron otros Prototipos. Tras la sorprendente pole de Penske con un LMP2 de especificaciones FIA con el que quisieron ir rodándose de cara al programa que montan con Acura para 2018, fue Extreme Speed Motorsport quien se hizo con el triunfo.

Ryan Dalziel, Scott Sharp y Brandon Hartley llevaron hasta la victoria al DPi de Onroak y Nissan, reflejo de un final de temporada bastante apretado en el que el dominio de Cadillac se ha diluido. Y para 2018 el campeonato promete con la entrada de Penske y Honda o el remozado proyecto de Mazda, ahora en manos de una estructura histórica como Joest Racing. La marca japonesa optó por perderse el final de temporada y dedicarse a realizar test, habiéndose desplazado incluso hasta Hockenheim para trabajar más cerca de su nuevo socio.

Entre los GTD, categoría que engloba a los GT3 FIA, la victoria en Petit Le Mans recayó en el Audi R8 de Connor de Phillippi, Christopher Mies y Sheldon van der Linde, pero ello no evitó que la danesa Christina Nielsen y el italiano Alessandro Balzan revalidaran su título al volante del Ferrari 488 de Scuderia Corsa. Una exitosa asociación que tiene visos de concluir esta temporada.

Como también concluyó en Petit Le Mans la presencia de la categoría LMPC en el campeonato IMSA. Los prototipos desarrollados hace casi una década por Oreca para gentlemen drivers habían sido el blanco de numerosas críticas por la cantidad de accidentes que protagonizaban y su última aparición no fue una excepción pese a inscribirse sólo tres coches. Garett Grist, Tomy Drissi y John Falb ganaron la carrera, llevándose el campeonato James French y Patricio O’Ward.

Click aquí para cancelar la respuesta.