Cuatro etapas del Dakar 2018 y estos son los abandonos más sonados

Iván Fernández
10/01/2018

Eran 320 kilómetros de especial, más o menos lo que los pilotos del Mundial de Rallies deben completar durante todo un fin de semana, pero aun así fueron suficientes como para dar todo un vuelco a la carrera. La cuarta etapa del Dakar 2018, la que se disputaba en un recorrido bucle o “rulo” con inicio y final en San Juan de Marcona, puso ayer a los participantes del rally-raid más duro del planeta contra las cuerdas, cobrándose algunas víctimas no sólo en el pelotón de favoritos, sino también en el de los ilustres inscritos.

Fue una jornada especialmente dura para KTM, la cual perdía al que estaba llamado a liderar a la marca austriaca hacia su 17º triunfo consecutivo en motos. Sam Sunderland debía abandonar por problemas de espalda después de pisar un agujero a gran velocidad. Además de los abandonos de Bryce Menzies y Nani Roma en anteriores jornadas, también Toyota se dejó ayer en el desierto costero de Perú gran parte de sus opciones de conseguir la victoria en el Dakar. Los pinchazos acosaron tanto a Giniel De Villiers como a Nasser Al-Attiyah, los cuales ya están a una hora del primero de los Peugeot.

Lo cierto es que tras 720 kilómetros de carrera de los casi 4.500 que tendrán que completar de tramos competitivos, la carrera ya cuenta con sesenta abandonos de los 335 equipos inscritos. Entre ellos se encuentra el nombre de Chus Puras. El cántabro, uno de los tres pilotos españoles capaz de ganar una prueba del WRC (Córcega 2001), Campeón del Mundo del Grupo N y F2, así como ocho veces Campeón de España de Rallies, afrontaba su debut en la icónica carrera al manillar de una KTM carreras-cliente.

La experiencia del ex-mundialista era ciertamente limitada sobre dos ruedas a pesar de que muchas habían sido las horas realizadas de enduro durante los últimos años. Por ello, se preparó bien durante 2017 e incluso disputó pruebas como la Baja Aragón o el Rally de Marruecos con el fin de prepararse de cara a lo que se iba a encontrar en el Dakar 2018. Una caída durante la tercera etapa le dejaría tocada una de sus clavículas, siendo ayer, cuando volvía a salir por ‘orejas’ de su montura, cayendo de nuevo sobre esta maltrecha parte del cuerpo. Puras abandonaba el Dakar en la cuarta etapa, posiblemente ya planteándose un nuevo reto.

Tampoco tuvieron demasiada suerte André Villas-Boas y su copiloto, el veterano ex-motard, Rubén Faria. El entrenador de futbol dejó su equipo de la Liga China para poder cumplir uno de sus sueños de juventud: competir en el Dakar. Recién cumplidos los cuarenta, Villas-Boas conseguiría convencer a su amigo, el experimentado Faria, de que le hiciera las labores de navegación en la Toyota Hilux V8 alquilada a Overdrive. Al luso también le pasaría factura esta cuarta jornada después de haber superado las tres primeras con solvencia a pesar de su limitada experiencia al volante de un prototipo T1. Sería el martes cuando en un fuerte aterrizaje sobre el morro de la Hilux en una duna le llevaría a abandonar la carrera por un fuerte dolor en las costillas.

Sin embargo, no sólo son los novatos los que están sufriendo esta primera semana de la edición 2018 del rally-raid sudamericano. Veteranos como Xavi Foj o Ronan Chabot también han tenido que abandonar e incluso el piloto más longevo de la lista de inscritos, Yoshimasa Sugawara, de 76 años, debía abandonar el pasado lunes después de no haber conseguido superar la segunda etapa de esta, la que era su 35ª participación en la carrera. Como consuelo para el incombustible japonés, la tranquilidad de ver que su hijo Teruhito, sigue en carrera y se mantiene entre los 10 primeros de la categoría de camiones al volante de su Hino.

Click aquí para cancelar la respuesta.