El Mundial de Resistencia busca nuevos formatos de carrera

Iván Fernández
10/05/2017

No, las 24 Horas de Le Mans seguirán teniendo la misma filosofía y por lo tanto no será una de las afectadas. ACO y la Federación Internacional de Automovilismo están buscando nuevas formas de reactivar el interés por el Mundial de Resistencia a la espera de que se diseñe el nuevo reglamento técnico que entrará en la temporada 2020 y que se espera atraiga a nuevos fabricantes a la categoría reina de los LMP1.

Por el momento, Toyota GAZOO Racing y Porsche Motorsport parecen haber firmado un pacto de caballeros por el cual mantendrán su duelo mano a mano por la corona de la resistencia durante los tres próximos años, a la espera de ver si la FIA introduce algún tipo de compensación de rendimiento para que los equipos privados entren en lucha directamente con los LMP1-H. Por el momento, la presencia de estos se ha reducido únicamente a ByKolles, formación con la que inicialmente tenía previsto competir Robert Kubica aunque finalmente el polaco tomaría la decisión de abandonar el barco antes de las 6 Horas de Silverstone.

Con Rebellion centrada en LMP2, se espera en 2018 la llegada de Ginetta y Manor, ambos con sus propios LMP1, los cuales añadirán algo más de color a la despoblada lista de prototipos con la que nos encontramos en la actualidad tras la salida de Audi Sport y NISMO.

Con los reglamentos técnicos congelados para los próximos años y después de que Toyota y Porsche acordaran utilizar sus actuales chasis hasta 2020 para ayudar a la contención de costes, la Comisión del WEC está valorando otras formas de renovar la imagen del campeonato, así como mantener los presupuestos en valores reducidos. Las informaciones pasan primero por la posibilidad de reducir el calendario, actualmente situado en nueve fechas, a sólo siete u ocho carreras. En este escenario, Bahréin o México pueden ser las grandes perjudicadas.

Sir Lindsey Owen Jones confirmaba al semanario británico Autosport que esta puede no ser la única medida a medio plazo, poniéndose como objetivo el optar por una mayor variedad en cuanto a los formatos de carreras, algo que podría implicar carreras más al sprint, con una duración menor de las seis horas actuales, e incluso ampliar el rango de las citas claves, como la última carrera de la temporada la cual podría repartir más puntos y disputarse siempre por debajo de las 24 horas, característica reservada para Le Mans.

Es por ello que ACO y FIA quieren dar algo más de atención a uno de los puntos fuertes del año pasado: la batalla entre los GTE. Después de otorgarle el estatus de Campeonato Mundial a partir de esta temporada, los responsables están barajando la opción de darle más visibilidad durante el fin de semana a los GT’s. Teniendo involucradas a Ford, Ferrari, Porsche, Aston Martin y a partir de 2018 BMW Motorsport, se le quiere dar su propio espacio televisivo a la categoría GTE introduciendo posiblemente una carrera al sprint durante la jornada previa a la disputa de la carrera principal (normalmente pruebas de seis horas) en la que además de otorgar puntos, también sirva para determinar la parrilla de salida. Sería de una hora de duración y contaría al menos con un pit-stop en la que se procedería al cambio de pilotos.

Click aquí para cancelar la respuesta.