El nuevo WEC equiparará a los LMP1-H y los prototipos no híbridos

Iván Fernández
07/12/2017

Las salidas en los últimos 12 meses de Porsche Motorsport y Audi Sport, así como la renuncia por parte de Peugeot Sport de seguir estudiando su posible entrada en el Mundial de Resistencia, ha obligado a la Federación Internacional de Automovilismo y al ACO a urdir una nueva estrategia de futuro para el campeonato, comenzando ya con el apremiante destino del WEC para la próxima temporada.

Con únicamente Toyota como equipo oficial dispuesto a continuar en el Mundial de Resistencia y en la categoría LMP1-H, la FIA y el promotor del campeonato se han visto obligados a reestructura el plan de ruta que tenía la disciplina, la cual tenía previsto en un primer momento desembarcar en la tecnología híbrida enchufable para inicios de la próxima década. Sin fabricantes que rivalizaran con Toyota y obligados a desechar dicho plan, el máximo organismos del automovilismo internacional ha decidido equiparar el rendimiento de los LMP1-H y los prototipos no híbridos de la clase reina para mantener el espectáculo de cara a la próxima campaña.

No se ha desvelado el reglamento técnico especifico que se impondrá para igualar las prestaciones, sin embargo, sí se espera que sea a través del flujo de combustible por vuelta que pueden utilizar ambos prototipos. Seguirá habiendo un título de Campeón del Mundo de LMP1 para pilotos, mientras que un nuevo Campeonato del Mundo por equipos sustituirá al que había hasta ahora de fabricantes. Sólo el resultado del mejor coche en cada carrera será tenido en cuenta, algo que permitirá a las estructuras privadas que sólo puedan permitirse un LMP1 poder disputar también la clasificación general.

A la espera de confirmarse el posible gran atractivo de la presencia de Fernando Alonso al volante de un LMP1, el principal aliciente que han reservado los organizadores del WEC para la próxima campaña será precisamente su programa. La denominada supertemporada que llevará desde mayo de 2018 hasta junio de 2019 estará compuesta de la disputa de dos ediciones de las 24 Horas de Le Mans, el regreso de Sebring y la participación en dos ocasiones también en las 6 Horas de Spa-Francorchamps. La otra gran novedad será la modificación en la asignación de puntos, ya que la carrera francesa pasará a puntuar menos, aunque seguirá reportando un 50% más que el resto de carreras de 6 horas. Situación parecida la que ocurre con Sebring, que se disputará en formato de 1.500 millas y que dará un 25% más de puntos que una prueba estándar del Mundial de Resistencia.

El espectáculo en 2018 se llevará también a los boxes, obligando a los equipos a que entrenen durante la temporada las nuevas paradas en boxes, las cuales permitirán a partir del próximo año el realizar otros trabajos simultáneamente durante el repostaje. Esto permitirá por ejemplo que los mecánicos puedan cambiar las ruedas, poner a punto los frenos o limpiar el parabrisas mientras otros se encargan de repostar combustible. Un baile todavía más visual.

Calendario del WEC 2018-19:

05 Mayo – Bélgica – WEC 6 Horas de Spa‐Francorchamps
16‐17 Junio – Francia – 24 Horas de Le Mans
19 Agosto – Gran Bretaña – 6 Horas de Silverstone
21 Octubre – Japón – 6 Horas de Fuji
18 Noviembre – China – 6 Horas de Shanghái
16‐17 Marzo (2019) – USA – 1500 Millas de Sebring
04 Mayo (2019) – Bélgica – WEC 6 Horas de Spa‐Francorchamps
15‐16 June (2019) – Francia – 24 Horas de Le Mans

Click aquí para cancelar la respuesta.