El World RX se queda sin Ford Performance y Audi Sport

Iván Fernández
13/10/2017

De ser uno de los campeonatos más envidiados por la llegada de los principales fabricantes, entre los que se encontraban Audi, Volkswagen o Ford, a experimentar un aluvión de salidas en apenas una temporada. El dominio demostrado por los Volkswagen Polo GTI Supercar del equipo PSRX-Volkswagen Suecia durante esta temporada 2017 parece haber terminado de dar el empujón que necesitaban algunos equipos con apoyo oficial para dar el paso y dar por finalizados sus respectivos programas.

La llegada de un equipo con la experiencia de Volkswagen Motorsport, el cual ha adaptado al rallycross un World Rally Car cuyo desarrollo supera en varios millones de euros al de un Supercar convencional, ha llevado a que muchas de las formaciones privadas o con apoyo semioficial pidieran a la FIA y al promotor del campeonato la necesidad de introducir nuevas limitaciones reglamentarias, tanto en materia de test, como en lo que respecta al diseño y fabricación de un coche de la categoría reina del World RX.

Ante la indecisión de la Federación Internacional, la cual se encuentra trabajando también en la creación de un campeonato de eléctricos denominado E-WRX, ha llevado a que algunas de las formaciones hayan preferido cerrar sus proyectos. La primera en anunciar la venta de sus coches fue la estructura liderada por el piloto del DTM, Mattias Ekström, el cual ponía a subasta cuatro de las cinco unidades del Audi S1 EKS RX que tenía en posesión, únicamente conservando el vehículo con el que se coronó campeón en 2016 y al volante del que ha disputado esta temporada 2017. El plan sería construir un nuevo coche para la próxima campaña, pero sin el apoyo oficial de Audi Sport, esto parece poco probable.

Me encantaría continuar, pero no sé si lo haremos. Como piloto, me encantaría continuar en RallyCross. Si la pregunta se refiere como piloto, puedo ver como mi carrera en el DTM con la salida de Mercedes está llegando a su final en 2018. Disfrutaría haciendo rallycross por un par de años más, pero desde la perspectiva de un equipo, es una historia distinta. No sé si tendremos lo que se necesita para estar aquí el año que viene.

Sólo unas semanas después de realizarse dicha subasta, en el marco de la carrera de Estering, Ford Performance, la Hoonigan Racing Division y Ken Block anunciaban la decisión de finalizar el programa de la marca del ovalo en el Mundial de RallyCross después de dos temporadas compitiendo con el Ford Focus RS RX desarrollado por M-Sport, la misma responsable de los Ford Fiesta RS WRC que compiten en el Mundial de Rallyes. Lo hace tras conseguir tres victorias en 2016, todas ellas gracias a Andreas Bakkerud y tras una temporada 2017 que no ha seguido el mismo camino en cuanto a éxitos.

Desde el equipo han alegado que la falta de decisión en cuanto al futuro del campeonato y el no haber tomado decisiones acerca de la necesidad de regulaciones técnicas que permitan a los equipos pelear en igualdad de condiciones. Los responsables del proyecto han asegurado que les sigue interesando el campeonato y que en un futuro no descarta regresar. Mientras tanto, las unidades del Ford Focus RS RX no serán vendidas y se utilizarán con fines publicitarios y en exhibiciones.

A pesar de que hemos disfrutado compitiendo en el excitante Mundial de RallyCros, es el momento indicado para tomar un descanso hasta que el futuro de las series tomen forma. Para continuar en el World RX tendríamos que desarrollar un nuevo coche de carreras, y con tantas discusiones dándose lugar en torno al futuro del rallycross desde el punto de vista del tren de potencia, tiene sentido para nosotros parar hasta que esté mejor definido.

Con estos cambios, el futuro de algunos de los principales pilotos de la parrilla del Mundial de RallyCross se convierte en toda una incógnita. Entre ellos nos encontramos nombres como el del ganador más joven de una final de Supercars, Reinis Nitiss, el Campeón del GRC, Toomas Heikkinen, el propio Mattias Ekström o Andreas Bakkerud, también conocido como ‘Baby Blue’ y que durante años ha sido considerado como uno de los pilotos más talentosos de la disciplina. En el caso de Ken Block, reconducirá su carrera y volverá a compaginar Gymkhanas/GRID, con la creación de nuevos vídeos y la participación en rallyes sueltos.

La decisión de Peugeot Sport de tomar el control del proyecto con Sébastien Loeb a la cabeza, también deja lleno de dudas el destino más próximo para los hermanos Hansen, hasta ahora compañeros del alsaciano. Por el momento, la única nueva entrada de un equipo confirmada confiere a la llegada de Guerlain Chicherit con las dos unidades del Renault Megan RX Supercar construido por Prodrive.

Click aquí para cancelar la respuesta.