Fernando Alonso debutará en Le Mans de la mano de Toyota

Eloy Entrambasaguas
30/01/2018

2018 será el año de debut de Fernando Alonso en las 24 Horas de Le Mans. No era ningún secreto, pero faltaba la confirmación oficial. Y ésta ha llegado apenas 48 horas después de su primera participación en una gran cita de resistencia, las 24 Horas de Daytona. McLaren anunció que el asturiano disputará con Toyota tanto Le Mans como gran parte del Mundial de Resistencia.

Salvo las 6 Horas de Fuji, que coincidirán con el Gran Premio de Estados Unidos de Fórmula 1, Fernando Alonso se prepara para tomar correr todo el WEC 2018-2019 al volante de uno de los TS050 HYBRID LMP1 de la casa japonesa y que ya conoce tras participar en el test de debutantes del Mundial de Resistencia el pasado mes de noviembre.

El piloto español se volverá a poner al volante del coche número 8 esta temporada, pues Toyota anunció poco después del comunicado de McLaren sus alineaciones para el próximo Mundial de Resistencia: junto a Alonso estarán el suizo Sébastien Buemi y el japonés Kazuki Nakajima. El sacrificado es por lo tanto el británico Anthony Davidson, que pasa a ser piloto de desarrollo y reserva.

En el otro coche de la marca japonesa correrán Mike Conway, Kamui Kobayashi y José María López, siendo una relativa sorpresa la continuidad del piloto argentino tras una primera temporada en LMP1 algo gris y muchos rumores sobre su posible traspaso hacia otras disciplinas, alimentados a su vez por su regreso a Fórmula E de la mano de Techeetah.

En todo caso y pese a que como dice el propio Fernando Alonso en el comunicado publicado por McLaren “jamás he ocultado mi objetivo de ganar la Triple Corona del Automovilismo”, la prioridad del asturiano seguirá estando en la Fórmula 1, siendo este programa reducido en resistencia de la mano de Toyota una muestra más de su excelente relación con la actual dirección de McLaren.

Toca ahora soñar con que Alonso pueda volver a subir a lo más alto del podio, sea cual sea la disciplina. Y si encima ello ocurre en un lugar santo del automovilismo como Le Mans sólo aumentará su leyenda.

Click aquí para cancelar la respuesta.