La GP2, más ajustada que nunca

Àlex Garcia
15/07/2016

Ocho ganadores en diez carreras y 33 puntos entre los diez primeros clasificados. Así está la GP2 tras sus primeras cinco rondas y a falta de seis para el final. Cuando la categoría dispute la primera de las dos carreras de la próxima reunión en Hungaroring, habrá llegado a su ecuador y lo hará con todo por decidir con la que está siendo la edición más competida e igualada del campeonato.

Pero lo bueno no es solo que el campeonato esté igualado y emocionante, sino que lo haga en un año en el que hay talento a raudales. Sin ir más lejos, el líder del campeonato es Oliver Rowland, piloto del programa de desarrollo de Renault -uno de los varios pilotos relacionados con la Fórmula 1-. Que por cierto, el británico encabeza el certamen ¡sin haber ganado ni una sola carrera!

Rowland es el sexto líder del campeonato en lo que llevamos de temporada tras Norman Nato, Pierre Gasly, Artem Markelov, Antonio Giovinazzi y Raffaele Marciello. Todos ellos han tenido su momento de gloria, destacando en particular un Giovinazzi que llegó a la GP2 con la fama de piloto alocado en la Fórmula 3 y ha destacado por encima de lo esperado. También Markelov ha impresionado por su evolución, mientras que Gasly puede destaparse ahora tras ganar su primera carrera en tres años.

En 2016 se han visto varias batallas condicionadas por algunos circuitos en la primera mitad del calendario que se escapan de la supuesta “normalidad”. Barcelona es la primera cita del calendario, con todo lo que ello conlleva. Mónaco y Bakú tienen las particularidades de ser circuitos urbanos bastante sui generis y el Red Bull Ring suele ser bastante especial. Además este año la lluvia hizo acto de presencia. Silverstone -con victorias de Gasly y de King- debería ser el primer lugar donde ver algo de realidad, a pesar de la lluvia del pasado fin de semana.

Lo que sí es cierto es que la GP2 tiene en 2016 un corte de talento a partir de la duodécima posición de la general. Todos los pilotos de esa primera “mitad” tienen talento reconocido, opciones reales de llegar a la Fórmula 1 o en el peor de los casos, de ganarse la vida en el mundo de las carreras en categorías de renombre como el campeonato del mundo de resistencia. En la segunda mitad encontramos a los debutantes y los veteranos que no han llegado a destacar nunca.

Entre estos últimos se encuentra un Sergio Canamasas que debutó en 2012 y que afronta en 2016 su cuarta temporada completa -aunque por varios motivos solo 2013 lo fue de verdad-. El español ocupa ahora mismo la décimo sexta posición de la general con un quinto puesto en Barcelona y un sexto en Bakú. Pero aún así, este año se ha vivido una evolución en su pilotaje. A pesar de estar en un equipo Carlin sin dinero, suele estar cerca del top ten y de hecho ha completado todas las carreras salvo dos, seis de ellas entre los diez primeros.

Pero en una temporada como la actual, con una cantidad de talento tan interesante, destacar por encima de los demás es muy difícil. Ahora quedan doce carreras por delante en la que las diferencias existentes a día de hoy pueden marcar el devenir del campeonato. La lógica dicta que la lucha debe estar entre los cinco primeros clasificados -¡tan solo nueve puntos entre ellos!- pero teniendo en cuenta que un fin de semana perfecto en la GP2 implica 48 puntos, cualquiera que esté a 30 o 35 tiene opciones de recuperarse con un buen fin de semana. ¡Que comience la lucha!

En Centímetros Cúbicos | Reinventando la rueda: la GP2 y la GP3 preparan un difícil 2016

Click aquí para cancelar la respuesta.