Los Campeonatos de España de Rallies confirman su renovación

Iván Fernández
20/03/2017

Sierra Morena, primera parada del Campeonato de España de Rallies de Asfalto, escenificaba a la primera de cambio el relevo generacional del que lleva presumiendo la disciplina durante el último año. Los R5 se han establecido en nuestro país como los grandes rivales batir después de que el dominador de la temporada 2016, el Mitsubishi Lancer Evo X R4, sufriera el ya habitual ‘Balance de Rendimiento’ -lo que en las categorías de GT’s se conoce como BoP o Balance of Performance- al que también se han ido sometiendo a los WRC, ganador en 2013 y los Porsche 911 GT3, ganadores en 2014 y 2015.

A pesar de que todo estaba preparado para que Cristian García defendiera el título al volante de nuevo del R4, adaptado a la nueva reglamentación -gasolina sin etanol, neumáticos distintos y 2 mm menos en el diámetro de la brida del turbo-, la decisión de Mitsubishi España y Repsol de retirarse el proyecto obligaba al aragonés a cambiar de aires para esta temporada. No ser iría muy lejos, permaneciendo con RMC Motorsport, uno de los principales apoyos en su por ahora corta carrera deportiva, pero con un nuevo apoyo económico por parte de Past-Racing, y con nueva montura. En este caso un Ford Fiesta R5 que cumplía con la normativa FIA.

El Campeón de 2016 es precisamente uno de esos nombres que figuran en la lista para encabezar este relevo generacional. Junto a otros nombres como Surhayén Pernía o Iván Ares, la nueva generación de pilotos nacionales están llamados a recoger el testigo que poco a poco han ido dejando nombres como Miguel Fuster, Alberto Hevia, Luis Monzón, Jesús Puras, Sergio Vallejo o Pedro Burgo.

Este fin de semana en Córdoba se ha visto el primer ejemplo. Sin Miguel Fuster, con Luis Monzón compitiendo en una Subida de Montaña, Pedro Burgo aquejado de problemas gástricos y los hermanos Vallejo de problemas mecánicos, han sido Ares, Pernía y el vigente Campeón los que se han batido el cobre durante los diez primeros tramos del Campeonato de España de Rallies de Asfalto, siendo finalmente el piloto zaragozano el que se llevaba el triunfo definitivo y por tanto regresaba al liderato un año después de que también lo lograra en el Rally Islas Canarias 2016, posición que no abandonaría en los siguientes meses.

En esta ocasión, con motivo de la cita andaluza, la lucha se mantuvo en apenas una decena segundos hasta el penúltimo tramo, especial en la que Cristian García marcaba el scratch y manejaba ya una diferencia superior a la barrera psicológica de los 10 segundos a falta de los últimos 14,90 kilómetros. No hubo más sorpresas, al menos no en las dos primeras posiciones, ya que una pequeña salida de Ares dejaba el Hyundai i20 R5 del gallego con el eje trasero doblado y sin posibilidad de rebatirle la segunda plaza a Pernía.

La llegada de la reglamentación FIA, con la única excepción de los coches de la categoría N5, ha traído por el momento la estabilidad y batallas que necesitaban el Nacional de Asfalto. Misma normativa para todos, mismo reglamento y variedad en cuanto a monturas ya que salvo una unidad del Peugeot 208 T16 R5, el campeonato cuenta con todos y cada uno de los coches homologados por la Federación Internacional de Automovilismo dentro de este apartado, incluido el i20 R5, el más moderno hasta que en 2018 debuten el Citroën C3 y el Volkswagen Polo.

No sólo en asfalto:

La temporada en el Campeonato de España de Rallies de Tierra ha tenido una parte continuista y otra de novedad. Por su parte, Alex Villanueva confirmó que este año sigue siendo uno de los favoritos, en este caso para conseguir el que sería su tercer título de campeón del CERT. Tras el piloto de Boyaca también se postularon Jorge del Cid, subcampeón de 2016, y Josep Basols.

Sin embargo, la apuesta de Peugeot España, MMR Bikes y José Antonio Suárez por complementar su programa en el ERC con la participación en el CERT ha traído también un aire nuevo al campeonato. El Peugeot 208 N5 ya demostró en Curtis el año pasado ser competitivo en condiciones especiales y con un piloto de renombre como Xevi Pons a su volante. El triunfo del asturiano en Lorca tras los problemas mecánicos de Villanueva abre el abanico de posibilidades.

El piloto de la firma del león en el ERC comenzará su andadura en la serie continental a finales de este mes, en Azores y con Pepe López como compañero -el madrileño planea disputar alguna prueba en el WRC2 de forma excepcional-, disputando todas las citas del Campeonato de Tierra salvo una. Vistos los resultados de la prueba lorquina, el asturiano también entra dentro de esta nómina de favoritos, en la que previsiblemente no estará Nani Roma el cual podría centrarse en el CERTT esta temporada con Toyota. Aun así, el Campeonato de España de Rallies de Tierra ha sido un campeonato que tradicionalmente ha contado con más invitados a la fiesta de las victorias.

 

 

Click aquí para cancelar la respuesta.