Marijan Griebel se convierte en el primer campeón ERC Junior U28

Iván Fernández
31/08/2017

Cuatro carreras han sido suficientes para que Marijan Griebel se haya impuesto en la iniciativa creada por el promotor del Campeonato de Europa para sacar nuevos jóvenes pilotos. Incluida dentro de la pirámide de la promoción de nuevas promesas de los rallies cuya meta es llegar al Mundial, el ERC Junior U28 se establecía como la oportunidad perfecta para sus participantes, menores de 28 años, de sentarse en uno de los World Rally Cars de 2016 para disputar una de las citas europeas del calendario del WRC.

Entre los jóvenes prometedores inscritos, dos de los pilotos españoles con mayor proyección, Pepe López, ganador de la 208 Rally Cup en 2016 y Cohete Suárez, ganador de la copa monomarca francesa un año antes y que tras muchos problemas de fiabilidad compitiendo en el WRC2 de 2016 con el Peugeot 208 T16 R5, decidía continuar con la firma del león un año más disputando el torneo continental. Tras un inicio duro en Azores, bajo unas condiciones dantescas de lluvia y mucho barro, en el que la carrera se convirtió en una prueba de descarte, Marijan Griebel comenzó a dejar ver que su actuación el año pasado en Chipre al volante de un R5 no fue casualidad.

El Campeón del ERC Junior en 2016 impuso un ritmo difícil de igualar el resto del año. Su conocimiento de los tramos y el buen rendimiento del Skoda Fabia R5 mantenido por la formación de Raimund Baumschlager, le permitieron no sólo lograr tres victorias de cuatro posibles, sino que además ató un podio en el Rally Islas Canarias, su peor actuación de lo que llevamos de año. Tras sólo cuatro pruebas de las seis calendadas, el piloto germano conseguía cerrar matemáticamente el título del ERC Junior U28, algo que le permitirá el año que viene sentarse en un WRC 2016 para competir en una de las citas del Mundial.

Será sin duda la forma más rápida de debutar en el WRC para este policía de formación cuya carrera ha pasado en apenas un año de competir al volante del Opel Adam R2 a llegar al torneo intercontinental por medio de la FIA y Eurosport Events. Griebel, el piloto teutón que tanto buscó Volkswagen Motorsport, deberá encontrar el presupuesto paralelo para competir una temporada completa en el WRC2, un paso previo que prácticamente todos los equipos oficiales exigen a los recién llegados al Mundial de Rallies, con el fin de que conozcan las especiales antes de sentarse en uno de los coches de la máxima categoría.

Por delante, todavía restan dos pruebas para terminar el calendario del ERC Junior U28, el Rally di Roma Capitale y la cita letona, pero los rumores apuntan a que Griebel podría decidir no competir en ambas pruebas (siempre que el reglamento se lo permita) para destinar todos los esfuerzos económicos en lo que resta del año para preparar la temporada 2018. Se mantendrá la emoción por conocer quién será el segundo clasificado en esta iniciativa de nueva creación. Por el momento es Pepe López el que parte con ventaja, sin embargo, tanto Nikolay Gryazin, como ‘Cohete’ Suárez y Jan Cerny, se mantienen muy cerca del madrileño que además deberá afrontar la última parte del proceso de selección iniciado por Hyundai.

El Under28 no ha sido el único título que ha quedado sentenciado antes de finales de agosto. Además de la consecución de Pontus Tidemand en el WRC2, Nil Solans también puso la primera piedra de lo que puede ser un doblete en JWRC y WRC3 que le abre las puertas del WRC2 en 2018, donde, precisamente se espera que también se vea las caras con Marijan Griebel.

Click aquí para cancelar la respuesta.