MINI y X-Raid presentan un buggy completamente nuevo para el Dakar 2018

Iván Fernández
22/11/2017

Era uno de los grandes secretos del equipo X-Raid después de haber intentado durante varios años el seguir ahondando en el desarrollo de los buggies que el equipo germano había adquirido a Jefferies Racing, el equipo estadounidense que había construido las unidades con las que habían competido Nasser Al-Attiyah y Carlos Sainz. Con el MINI John Cooper Works Rally (antes conocido como MINI All4 Racing)llegando al límite de su desarrollo a pesar del remozado al que fue sometido antes del Dakar 2017, los hombres de Sven Quandt se han visto obligados a dar un paso en forma de todo terreno ligero de tracción trasera.

De nuevo chasis tubular y una estética 100% buggy, muy distinta a la del vehículo ‘Zebra’ que hasta ahora habíamos visto en manos de Guerlain Chicherit o Jutta Kleinschmidt en pasadas ediciones del Dakar. Hasta 45 ingenieros y técnicos comenzaron a trabajar el pasado mes de febrero, justo tras la disputa de la prueba sudamericana, en un vehículo ligero de propulsión con motor de seis cilindros biturbo que pudiera explotar al máximo la normativa técnica actual de la que disfrutan los buggies, con mayor recorrido de suspensión, neumáticos más grandes y menor peso que el de los vehículos 4×4, además de la ventaja de poder inflar y desinflar las ruedas desde el habitáculo a través de un sistema neumático.

La apuesta del equipo alemán y del fabricante británico es clara. A la espera de conocer cómo cambia el reglamento técnico en 2019, X-Raid y MINI alinearán hasta tres buggies de nueva generación en el próximo Dakar 2018, a los que se sumarán cuatro unidades del MINI John Cooper Works Rally, uno de estos últimos, precisamente para el recién recuperado para la causa, Nani Roma y su copiloto Álex Haro. El de Folgueroles, que regresa a la disciplina de MINI, marca con la que conseguiría su primera victoria dentro de la categoría de coches en el Dakar, ha apostado por la opción tradicional, al igual que el argentino Orly Terranova – Ronnie Graue, el cual también saldrá con uno de los 4×4 del equipo. Jakub Przygonski – Tom Colsoul y Boris Garafulic – Filipe Palmeiro llevarán las dos restantes.

La versión JCW Rally 4×4, también contará con novedades en lo reglamentario después de que la ASO y la FIA hayan permitido no sólo una brida de 38 mm para el motor, sino que también habrá novedades en materia de suspensiones, cambiando los recorridos de 250 a 280 mm, mientras que el peso total mínimo pasará de 1.952 kilógramos a 1.850 kg.

Los encargados de pilotar las tres unidades del nuevo buggy de X-Raid, bautizado oficialmente como MINI JCW, serán Mikko Hirvonen – Andreas Schulz, Bryce Menzies – Pete Mortensen y Yazeed-Al Rajhi – Timo Gottschalk. Todos ellos con experiencia en competición al volante de vehículos de tracción trasera, en el caso del finlandés, en rallies clásicos con el Escort Mk.II de su propiedad y en cuanto al estadounidense y al saudita en raids, formándose uno en las bajas norteamericanas y Trophy Trucks y en el caso de Al-Rajhi, compitiendo en más de una ocasión al volante del antiguo Hummer de Robby Gordon.

Click aquí para cancelar la respuesta.