Romain Dumas saldrá a por el récord de Sébastien Loeb

Iván Fernández
16/05/2017

El próximo 25 de junio se celebrará una nueva edición de la Subida a Pikes Peak, una de las competiciones de automovilismo estadounidenses más veteranas junto a las 500 Millas de Indianápolis. Será la 95ª, muy cerca ya de celebrar el centenario y en ella, Romain Dumas, ganador de la edición del año pasado y de la de 2014 luchará de nuevo frente al resto de vehículos de la categoría Unlimited y los nuevos prototipos eléctricos para volver a coronar la icónica montaña del Colorado en el menor tiempo posible.

Sin embargo, el doble ganador de la PPIHC y de las 24 Horas de Le Mans 2016 no afrontará la edición de este año con el único objetivo de ganar, sino que también buscará batir el récord de Sébastien Loeb en 2013, el cual aún permanece vigente cuatro años después. 8 minutos, 13 segundos y 878 milésimas esa es la referencia de la Carrera hacia las nubes y el gran reto para todos los equipos privados que afrontan año tras año la Subida de Montaña más prestigiosa y conocida del planeta.

Para ello, Dumas y su equipo han querido preparar toda una revolución en su barqueta Norma, la ahora denominada MXX RD Limited, contando entre otros con la ayuda del fabricante galo, el cual ha realizado un profundo estudio aerodinámico a través la Dinámica Computacional de Fluidos.  El cambio ha sido más que evidente, pasando de un vehículo ligero tradicional, similar a los que vemos competir en el Campeonato de Europa o en el Nacional de Montaña, a un prototipo que combina elementos aerodinámicos sobredimensionados, un gran difusor más propio de circuitos y la tracción total que el propio equipo de Romain decidió instalar el año pasado con el objetivo de tener mejor salida de las curvas cerradas de la sección superior del recorrido.

Prácticamente se han mejorado en todas las áreas, contando con la colaboración de HPD (Honda Performance Development) con el objetivo de sacar todo el jugo al propulsor del fabricante japonés, el cual ya conseguía el año pasado una relación peso potencia de 1:1. En el proyecto también han colaborado el experto en suspensiones PKM Consulting y el fabricante de neumáticos francés Michelin. Dumas, es junto a Sébastien Loeb, los dos únicos hombres que han bajado de la barrera de los nueve minutos para completar el recorrido de 19,93 kilómetros y 156 curvas que componen la Subida a Pikes Peak. Concretamente en 2016, el ex-piloto de Porsche marcó un registro de 8 minutos y 51,445 segundos. Deberá bajar más de medio minuto si quiere acercarse al récord de su compatriota.

Click aquí para cancelar la respuesta.