Santiago Cañizares nunca se ha quitado los guantes... para conducir

Centímetros Cúbicos
08/05/2016

La afición de Santi Cañizares a los rallyes comienza desde que vio a Carlos Sainz proclamarse Campeón del Mundo. En cuanto se retiró de los campos de fútbol, no se lo pensó: había llegado el momento de disfrutar de su hobbie: los coches de competición.

El ritmo de la competición es fuerte. Cualquier segundo perdido será difícil recuperarlo. El fútbol ha ayudado a Santi mantener la concentración durante largos periodos de tiempo. Va de menos a más y al final de las primeras especiales cronometradas para unos minutos para relajarse.

Cada rally que corre lo vive con intensidad pero sin olvidarse de disfrutar. Sus años en la élite del fútbol son un reclamo para el público. Se implica con la gente y con el equipo, siempre atento a cualquier movimiento que se produce alrededor de sus coche pero sin perder la simpatía.

Pero la búsqueda por mejorar posiciones, llevó a Santi, en el Rally de Sierra Morena, a vivir la cara más amarga de este deporte. Un error, terminó con su objetivo de llegar al final… Hasta altas horas de la mañana no pudo regresar al hotel.

Ese error, no va a impedir que Santi continúe participando en carreras. Disfruta pilotando y no tiene miedo a quien le critica por sus resultados. Su objetivo no es ser Campeón de España, es vivir en primera persona su afición: la afición a los rallies.

Click aquí para cancelar la respuesta.