Sébastien Buemi y Renault ganan en las calles de Mónaco

Eloy Entrambasaguas
14/05/2017

Tras un año de impás la Fórmula E regresó este fin de semana a Mónaco para una segunda edición del ePrix en las calles del Principado. Y en ellas ganaron los mismos que en la edición inaugural de 2015. Sébastien Buemi y Renault e.dams sumaron su cuarto triunfo de la temporada en cinco carreras, reponiéndose así del desliz en el ePrix de México.

La hegemonía de Buemi y Renault e.dams quedó patente desde la sesión de clasificación, pues el líder del campeonato se hizo allí con su primera pole de la temporada al superar a su máximo rival por el título y vencedor de la anterior carrera del certamen, Lucas di Grassi. Les acompañaron en la Superpole Nelson Piquet Jr., Jean-Éric Vergne y Maro Engel, que sorprendió en casa de su equipo, Venturi.

La carrera no pudo ser más plácida para los hombres de la primera fila. Salida limpia, sin apenas cambios de posiciones. Un enganchón mediada la prueba entre Jean-Éric Vergne, que se llevó la peor parte, y Nelson Piquet Jr. cuando luchaban por el podio forzó la salida del Safety Car, momento idóneo para cambiar de monoplaza. Y gestionar la energía y el liderato fue suficiente para que Sébastien Buemi se hiciera con el triunfo por delante de su rival directo por el título, que lo intentó en los últimos compases.

En el podio les acompañó Nick Heidfeld, beneficiado por el toque entre Vergne y Piquet Jr., que pudo llegar a boxes y cambiar coche para acabar cuarto, por delante de Maro Engel, Félix Rosenqvist, Daniel Abt, Esteban Gutiérrez, Nicolas Prost y Mitch Evans.

Dos equipos pueden marcharse especialmente descontentos de la visita de la Fórmula E a Mónaco. DS Virgin tenía coches para puntuar y se tuvo que conformar con el punto de la vuelta rápida obtenido por Sam Bird. El británico perdió el control de su monoplaza en los compases iniciales, debiendo entrar a cambiar coche y centrándose en rascar ese punto extra. Y su compañero José María López tuvo un toque, partió el alerón trasero y vio la bandera negra con círculo naranja.

Por otra parte Andretti Autosport también podía haber acabado puntuando con sus dos pilotos, pero Robin Frijns se quedó sin energía en los últimos metros y António Felix da Costa recibió después de la carrera una sanción por reemprender la marcha de forma temeraria tras cambiar de monoplazas. Ello le costó su noveno puesto original.

La Fórmula E no para y disputará la semana que viene una nueva carrera en las calles de París. A la capital francesa llegará Sébastien Buemi con 15 puntos de ventaja sobre Lucas di Grassi.

Click aquí para cancelar la respuesta.