Sébastien Ogier aplaza su retirada y seguirá con M-Sport en 2018

Iván Fernández
28/11/2017

Se había convertido en la última pieza del rompecabezas de cara a la próxima temporada del Mundial de Rallyes. A falta de menos de dos meses para el inicio del Rally de Monte-Carlo, Sébastien Ogier no había anunciado todavía su futuro. Sólo quedaban dos opciones, M-Sport o la retirada, dos caminos entre los que debería elegir el pentacampeón del WRC después de haber dado por finalizadas las conversaciones con Citroën Racing, equipo con el que dio sus primeros pasos en el campeonato intercontinental.

Llegados a este punto, Ogier ha decidido, junto a su copiloto, Julien Ingrassia, permanecer una temporada más dentro de la formación de Cumbria. Sin anuncios acerca de un posible apoyo financiero por parte de Ford, M-Sport deberá afrontar las próximas siete semanas preparando con celeridad la temporada 2018, el año en el que defenderán junto a Ogier e Ingrassia los tres títulos conseguidos este año.

Tras mucho repetir que “no estaba jugando”, Sébastien Ogier hizo prevalecer su situación casi idílica dentro de la estructura británica, así como su buena relación con Malcolm Wilson, frente a otras opciones que en el pasado le hubieran reportados mayores beneficios económicos, especialmente en el caso de haber fichado por Toyota GAZOO Racing en el momento que Tommi Mäkinen llamó a la puerta del piloto de Gap.

Un año después, por la cabeza de Ogier llegó a remolonear la posibilidad de retirarse y adoptar una vida mucho más familiar, con menos riesgos (sufrió dos fuertes accidentes en Finlandia este año en un espacio de tiempo de una semana). Citroën, con su presupuesto recortado no pudo igualar la propuesta financiera de los de M-Sport, por lo que la decisión terminó cayendo por su propio peso.

Es genial finalmente anunciar nuestros planes para 2018. Lo que hemos logrado juntos ha sido realmente asombroso, y queremos que eso continúe: seguir este fantástico viaje y defender todo lo que hemos logrado juntos. Esta temporada ha sido muy emocionante, con algunas de las competiciones más reñidas durante años. Como piloto, definitivamente quiero seguir en esto. Todavía siento mucha pasión por este deporte, y este equipo también tiene mucha pasión. Eso fue fundamental en mi decisión, y trabajaremos duro para buscar más éxitos juntos el próximo año.

La pareja de franceses no estará sola al frente del equipo. Tras dos temporadas en el equipo DMACK, fabricante inglés de neumáticos, los ganadores del pasado Rally de Gales, Elfyn Evans y Daniel Barritt, retornan a la estructura oficial de M-Sport para ayudar a Ogier a reverdecer los laureles de los de Dovenby Hall. Tras la salida de Ott Tänak hacia Toyota (también presente en el acto celebrado hoy), Malcolm Wilson deberá buscar un nuevo tercer piloto que sume puntos en cada prueba para el equipo. El joven finlandés Teemu Suninen y el francés Eric Camilli, ambos compitiendo en el WRC2 con M-Sport esta pasada temporada, son dos de las opciones más plausibles y ‘económicas’.

Haber asegurado tanto a Sébastien como a Elfyn es una noticia brillante para el equipo. Hemos estado trabajando para lograr este objetivo durante algún tiempo, por lo que tenerlo finalmente confirmado es fantástico y significa que ahora podemos centrar nuestra atención en el desarrollo continuo antes de la próxima temporada. En Sébastien y Elfyn, tenemos una gran posibilidad de defender nuestros títulos. No será fácil. Nuestros rivales ciertamente no se han quedado quietos y estoy esperando una batalla aún más estrecha para el campeonato, pero con estos dos pilotos tenemos una buena oportunidad. Ambos son conductores muy inteligentes. No hay duda de su velocidad, pero también tienen un enfoque magistral para la estrategia que ofrece resultados una y otra vez.

Click aquí para cancelar la respuesta.