Toyota asusta con una pole mágica en Le Mans

Eloy Entrambasaguas
16/06/2017

Ocurra lo que ocurra este fin de semana en La Sarthe, Toyota ya ha hecho historia. Kamui Kobayashi dio la pole position a la marca japonesa con un increíble tiempo de 3:14.791, un registro que no se veía en el circuito de las 24 Horas de Le Mans desde antes de que se pusieran chicanes en la recta de Les Hunaudières y junto al puente Dunlop.

Tras liderar la jornada de test previa a las 24 Horas y llevarse la victoria en las dos primeras citas del Mundial de Resistencia los TS050 llegaban como favoritos a Le Mans. Pero nadie esperaba tal exhibición en clasificación. Toyota copó la primera fila de la parrilla y dejó a Porsche a dos segundos y medio. La vuelta de Kobayashi fue sencillamente perfecta y cualquier intento por batirla en la noche del jueves fue inútil.

El de Kobayashi y Toyota no fue el único récord de la noche. Las cuatro categorías que forman las 24 Horas de Le Mans aprovecharon unas circunstancias perfectas y volaron. En especial unos LMP2 que bajo el nuevo reglamento rodaron en tiempos dignos de LMP1 hace apenas unos años. Oreca es quien parece haber dado con la tecla y colocó nueve de sus chasis en los nueve primeros puestos, adjudicándose la pole el equipo G-Drive, asociado a TDS.

Eso sí, donde más lucha hubo por la pole fue en GTE-Pro. Las cinco marcas implicadas en esta categoría estuvieron cerca del mejor registro, finalmente en manos de Aston Martin gracias a Darren Turner, el único que rodó en 3:50. Antonio García llegó a poseer de forma provisional la pole, pero finalmente su Corvette saldrá sexto, mientras que Miguel Molina lo hará cuarto después de que Ferrari esperara al último momento para mostrar sus cartas.

El ritmo exhibido por Aston Martin fue una sorpresa, pero al menos se vio una gran igualdad, acallando así buena parte de las críticas escuchadas durante las últimas semanas acerca de la Balance of Performance. Incluso Ford, que en el test se quedó a tres segundos del mejor tiempo, estuvo en la pomada. Sólo falta que en carrera vivamos una batalla con tantos implicados como en clasificación.

Entre los GTE-Am también hubo sorpresa. El coco suele ser Aston Martin, pero Fernando Rees fue capaz de arrebatarle la pole a la marca británica al volante del Corvette C7.R de Larbre Compétition, más conocido por tratarse del ‘art car’ de esta edición gracias a su inconfundible decoración reflectante e inspirada en el mundo del cómic.

Las 24 Horas de Le Mans 2017 arrancarán este sábado 17 de junio a las 15:00 hora local.

Click aquí para cancelar la respuesta.