El Cadillac CT6 para Europa tratará de conquistar al público con sus 417 CV

Enrique García
06/07/2016

La segunda novedad de Cadillac para el mercado europeo es una berlina de representación con algo más de cinco metros de longitud que luce una impactante imagen que seguro causará sensación a su paso.

Sustituto natural del CTS en el viejo continente, el nuevo CT6 tratará de captar al público más inconformista apostando por su estética exótica y personal, y un motor de altas prestaciones en gasolina. Otra virtud es la relación precio-equipamiento, favorable respecto a sus rivales.

El diseño exterior del CT6 es muy Cadillac, con una parrilla de generosas dimensiones que luce con orgullo la insignia de la marca. Las formas usadas para las ópticas con tecnología LED también añaden un toque elegante y futurista, logrando un conjunto de lo más cautivador.

En el interior se ha apostado por la sencillez y una distribución muy lógica de todos los mandos. Preside la consola central una pantalla táctil que da acceso al navegador, sistema de audio, ciertas configuraciones del vehículo y por supuesto, el sistema OnStar y el Wi-Fi.

La calidad de realización está a gran nivel, haciendo uso de plásticos muy agradables y otros materiales como la piel, el aluminio y los apliques en negro brillante.

El equipamiento contempla los asientos delanteros con masaje y ventilación, instrumentación configurable, tapizado en piel, techo solar, detector de objetos en ángulo muerto, asistente al aparcamiento, control de crucero adaptativo, cámara 360º, alerta de cambio de carril, tapa del maletero automática, llantas de gran tamaño, etc.

La única motorización que aterrizará en Europa tiene tres litros y seis cilindros acompañado de la doble sobrealimentación, todo ello para conseguir 417 CV de potencia y una cifra de par máximo de 555 Nm. La caja de cambios es automática de ocho velocidades.

Según declara Cadillac, el CT6 V6 es capaz de alcanzar los 100 km/h desde parado en 5,7 segundos y se ha limitado la velocidad máxima a 240 km/h. El consumo por otro lado es alto pero correcto dada su potencia, con una media de 9,6 L/100 y unas emisiones de 218 g/km de CO2.

El 5 de septiembre llegará a los concesionarios de los principales países europeos y aunque no conocemos los precios para España, en Alemania arrancarán en los 73.500 €.

Click aquí para cancelar la respuesta.