5 avisos que te da tu coche antes de sufrir una avería

David Clavero
10/06/2016

Detectar averías de forma temprana es mucho más fácil de lo que nos imaginamos, por lo menos las averías más comunes que además a veces pueden convertirse en las averías más costosas. Por este motivo hoy vamos a mostrarte 5 indicadores básicos que cualquier persona puede analizar para detectar averías en el coche.

Por regla general estos indicadores suelen alertarnos de que hay algo que no está del todo bien en nuestro coche, por lo que si actuamos a tiempo, no sólo evitaremos quedarnos tirados, sino que en algunos casos evitaremos que la posible avería vaya a más.

1 – Las luces parpadean y cuesta arrancar: revisa tu batería porque muy posiblemente esté muy próxima su completa descarga. Quedarse tirado por culpa de la baterías es una de las situaciones más desagradables, pues ocurre sin previo aviso y en la peor circunstancia. Una batería que está próxima a sufrir un fallo se hará notar con una caída de la tensión que provocará un arranque más forzado del motor y cierto parpadeo en las luces halógenas.

2 – Mi coche consume aceite: por regla general el consumo de aceite es un mal aceptado siempre y cuando no supere el litro por cada 1.000 kilómetros. Aunque el consumo de aceite puede variar de un motor a otro, sobre todo en motores turboalimentados, la presencia de un consumo de aceite que antes no existía indica fugas, fugas que por regla general serán quemadas en el cilindro tornando a azulado el humo de escape.

3 – Humo irregular o desproporcionado: los cambios en el humo de escape no son normales, por eso ya te indicamos cómo detectar averías a través del humo de escape. Si tu coche comienza a emitir más humo del habitual o torno su color en negro, blanco o azulado, es hora de acudir al taller de confianza.

4 – El consumo de combustible ha aumentado: seguro que sabrás más o menos cuánta gasolina o diésel consume tu coche de media, por eso, cuando detectes un cambio súbito en esa medida es hora de preguntarte el porqué. En los motores gasolina lo primero a revisar será encendido (bujías y cables), filtrado (aire y combustible) e inyección. Una buena puesta a punto de nuestro motor le hará recuperar la potencia original y trabajar de forma más eficiente.

5 – El coche frena de forma irregular y ha perdido agarre: frenos, neumáticos y suspensión suelen ser los grandes olvidados y es que su paulatino deterioro hace que nos acostumbremos a la pérdida de prestaciones. Si tu coche ha perdido agarre y notas que tiene tendencia a perder motricidad, es un buen momento para revisar neumáticos y suspensiones. Si además notas que frena de forma irregular o con menos potencia que antaño, es muy recomendable revisar todo el sistema de frenado, incluyendo líquidos y latiguillos además de pastillas, discos y tambores.

Otros consejos en Centímetros Cúbicos:

¿Qué le pasa a un motor diésel si te equivocas y le echas gasolina? ¿Y al revés?

5 hábitos que debes evitar para cuidar tu motor Turbo

¿Qué le pasa a tu motor si se queda sin aceite y sigue funcionando?

Click aquí para cancelar la respuesta.