5 claves para evitar el temido 'efecto submarino'

Centímetros Cúbicos
10/05/2017

Seguro que te ha pasado alguna vez: viajando en coche has sufrido un gran frenazo y has notado cómo tu cuerpo se deslizaba en el asiento por debajo del cinturón de seguridad. Este es el conocido como ‘efecto submarino‘ y prevenirlo puede ayudar a evitar lesiones graves en caso de accidente e incluso salvar una vida. Siguiendo estos cinco consejos podrás evitar este peligroso efecto y reducirás los riesgos en caso de maniobra brusca:

1.- Tensar el cinturón
Se puede hacer mediante pretensores instalados de manera individual en cada cinturón de seguridad -algunos coches los llevan incorporados-. La principal idea es eliminar todo tipo de holgura en el cinturón. Se aconseja pasar por el taller para comprobar su estado una vez se haya tenido que utilizar.

2.- Sentarse bien.
Puede parecer un consejo básico pero es importante mantener una buena posición, erguida, sin que ni la persona ni el asiento estén demasiado inclinados. Así, en caso de colisión el eje del cuerpo se mantendrá lo más firme posible.

3.- Utilizar sillas especiales para los niños.
Todos los menores deben viajar sentados en estas sillas ya que, por su baja estatura y su menor corpulencia, tienen más tendencia a deslizarse por debajo del cinturón de seguridad, que no será capaz de retenerlos.

4.- No poner complementos en los asientos
Eliminar todo tipo de obstáculo que se nos ocurra poner sobre el asiento como toallas, cojines o demás elementos que pueden contribuir a perder sujeción y a que el cuerpo resbale en caso de frenazo.

5.- Modificar la estructura del asiento
Cambiar la disposición interior del asiento es otro método más laborioso con el que evitar que se produzca este efecto submarino. Lo mejor será tensar el cinturón y ahorrarse problemas.

En Centímetros CúbicosCómo abrocharse el cinturón y evitar el ‘Efecto Submarino’¡Cuidado! La DGT intensifica la vigilancia del uso del cinturón y sillitas infantilesTras este vídeo nunca más olvidarás ponerte el cinturón deseguridad.

Click aquí para cancelar la respuesta.