Así es como los policías aprenden a conducir como pilotos

David Clavero
21/12/2016

¿Alguna vez te has preguntado cómo los policías saben conducir sus coches como pilotos? Efectivamente no hablamos de un don encontrado en cada agente, sino de un aprendizaje realizado por y para hacer frente a situaciones de conducción a muy alta velocidad como son las persecuciones. Para aclarar un poco como los policías alcanzan un alto grado de pericia al volante, el California Highway Patrol (CHP) ha grabado un reportaje donde podemos ver cómo los agentes del cuerpo californiano aprenden a controlar sus coches en situaciones de todo tipo.

Según el CHP, lo más importante de todos estos cursos de formación teórica y práctica impartido a sus agentes es saber mantener el control de sus coches, aprendiendo a realizar maniobras evasivas, no depender de los sistemas de control electrónicos, interceptar vehículos fugados, etc.

Tal y como se puede ver en el vídeo, lo más importante de todo es conocer el vehículo, sus reacciones y sus defectos como el peso o el gran tamaño. Conociendo bien al vehículo y sabiendo dónde están sus límites – lo más difícil -, el agente sólo tendrá que conducir con templanza para mantener el control de la situación y no asumir más riesgo del necesario.

En Centímetros Cúbicos: Persecución suicida: con sólo 19 años y conduciendo un Mustang a 335 Km/h | ¿Por qué el Hellcat es el coche que los ladrones no se atreven a robar?

Click aquí para cancelar la respuesta.