¿Cómo se genera un atasco? El efecto 'acordeón' y las recetas para combatirlo

Centímetros Cúbicos
07/04/2017

La respuesta a la pregunta del millón ¿Cómo? o mejor ¿por qué? se genera un atasco tiene, sin embargo una explicación muy sencilla, basada en la simple ley de la oferta y la demanda: cuando el límite de capacidad de una vía se supera la velocidad se va reduciendo hasta que un primer vehículo tiene que frenar y se para… y a partir de ahí, lo demás.

Lo que parece una ley inmutable, tiene sin embargo una razón matemática, basada en los siguientes datos: Según la Dirección General de Tráfico (DGT), gira en torno a la máxima cantidad de vehículos -por hora- que admite una vía de circulación, que se sitúa en torno a unos 2.200. Una cantidad que cualquier tramo de nuestra red de carreteras admite sin problemas. Hasta ahí, perfecto. Lo que pasa es que en una gran ciudad hay horas ‘valle’ y horas ‘punta’, y en estas últimas los números se disparan. Por ejemplo, en Madrid, la hora punta -unas dos horas y media diarias- pueden circular unos 16.500 como mínimo, y eso hablando de una carretera de tres carriles.

¿Cuántos coches hacen falta para que se genere un atasco?
Si una autovía tiene una capacidad para que circulen un máximo aproximado de 2.200 vehículos/hora, con una ocupación media de 1,3 personas cada uno y una carretera de tres carriles por sentido, los problemas empezarán cuando el número de número de vehículos se vaya aproximando a ese tope. Entonces aparecerán los primeros frenazos, ya que a partir de 1.700 vehículos/hora, cualquier factor genera una bajada brusca en la velocidad de marcha.

Ya sabemos porqué ha empezado el atasco. Ahora toca hablar de porqué éste puede crecer, o multiplicarse. La explicación también de simple: a la cola que ha empezado a formarse comienzan a incorporarse vehículos que llegan a gran velocidad, lo que les obliga a frenar repentinamente. Como consecuencia, el coche que les precede hace lo mismo y la cola crece, paradójicamente, a toda velocidad. Mientras, la vuelta a la marcha se produce mucho más lentamente, con 1 segundo de retardo por parte de cada coche con respecto al que le precede, y eso con conductores al 100% concentrados en la conducción.

                       Los 8 factores principales que causan el atasco

1.- La disminución de carriles 
Existen variopintas razones para que el número de vehículos supere la capacidad de la vía y aparezcan los atascos, aunque la principal es la disminución del número de carriles. A su vez, para que esto último suceda, puede tener que ver que se haya producido en alguno de los carriles un accidente, porque la vía termine en un stop, ceda el paso, o simplemente una glorieta.

2.- El efecto ‘acordeón’
Si cada coche arranca, de media, un segundo más tarde que el que le precede la descongestión no es posible, ya que los números se disparan: Por ejemplo, en una congestión de 1 kilómetro más o menos habrá unos 150 coches atascados, lo que supone que desde que arranca el primero hasta el último hay 2 minutos y medio, y eso sin que nada lo altere -imposible por distracciones, cambios de carril, coches que se calan…- lo que provoca que 16 kilómetros de cola tarden más de media hora en descongestionarse.

3.- El efecto ‘mirón’
Conocido es que la curiosidad humana es casi imposible de evitar. Por eso cuando se produce un accidente o, simplemente, una avería, cada coche que se acerca al punto afectado no puede dejar de mirar por un segundo -literal- o más qué ha sucedido. Lo que se suma al debe del efecto acordeón. Suma y sigue.

4.- Las incorporaciones
En la medida de lo posible, es mejor circular por carreteras uniformes, si tiene zonas de muchos carriles adicionales se acabarán formando cuellos de botella y retenciones. Los vehículos que circulan por la vía principal tienen que adaptarse a los vehículos que entran.

5.- Recorridos con curvas
La existencia de curvas muy cerradas en vías de varios carriles, que obligan a reducir la velocidad ponen su granito de arena para que la retención se produzca y/o aumente considerablemente.

6.- Carrera de ‘obstáculos’
Cuando la vía o el tramo de la misma en cuestión termina en algún tipo de intersección, rotonda, ceda el paso o semáforo. Es de perogrullo, pero todo esto obliga a frenar bruscamente, más conforme miramos hacia atrás en la cola.

7. Conducción agresiva y distracciones
Acelerar rápido, no guardar la distancia de seguridad, variar la velocidad de forma brusca, cambiar de carril, son acciones que terminan retrasando la descongestión al obligar a frenar a quienes vienen por detrás.

8.- Pendientes, trazado irregular y/o camiones
Si la carretera presenta pendientes, trazado irregular o hay muchos camiones, se puede producir un efecto tapón, puesto que todos estos factores hacen variar bruscamente la velocidad al tener que frenar, acelerar en pendiente, esquivar las irregularidad o esperar la arrancada más lenta, respectivamente.

Cuando todo falla, sólo hay una máxima que casi nadie cumple: Mantener la distancia de seguridad, y de manera estable: Esto dará el tiempo necesario para evitar frenar demasiado si el de adelante frena y le dará tiempo al automóvil de atrás ha hacer lo mismo.

En Centímetros CúbicosLa solución de investigadores españoles que reduciría hasta un 60% los atascos en rotondas¿Harto de los atascos? Pues no te mudes a ninguna de estas 10 ciudades, las más congestionadas del mundoLos puntos ‘negros’ a evitar que inundan Madrid en atascos

    Recetas ‘milagrosas’ que propone la OCDE para mitigar las retenciones
1.- Impulsar el teletrabajo.
2.- Mejorar servicios de información antes y durante el viaje.
3.- Generalización del vehículo compartido.
4.- Carriles de alta ocupación.
5.- Pago por el uso de carreteras.
6.- Tarificación de estacionamientos.
7.- Ayudas al transporte público y privado compartido.
8.- Restricciones a la circulación por matrículas.
9.- Escalonamiento de los horarios de trabajo.
10.-Restricciones al tráfico en el centro de las ciudades
11.-Regulación del tráfico en carretera y accesos a las ciudades.
12.-Promoción del uso peatonal, motocicletas y bicicletas.
13.- Actuar sobre la ocupación del suelo

 

 

 

 

 

 

 

Click aquí para cancelar la respuesta.