¿Cómo sería la reedición moderna del Peugeot 205 GTi?

Iván Fernández
15/07/2017

En una era en la que a los usuarios del automóvil parece haberles picado el gusanillo de la nostalgia, los fabricantes de automóviles cada vez más presentan sus propias propuestas de reedición de vehículos de sus marcas que marcaron toda una época dentro de la industria. Lo ha hecho Alpine, FIAT y se espera que incluso Toyota traiga de regreso el nombre de uno de sus deportivos más añorados, el Supra.

Todo esto hace que el aficionado al automóvil viva en un clima de ‘morriña’ constante y que incluso los más imaginativos han sido capaces de crear sus propios Concept Cars representando la imagen que tendría una versión moderna de su vehículo fetiche. En esta ocasión podríamos hablar de una situación similar con el Peugeot 205 GTi, salvo con la pequeña excepción de que estos bocetos han sido creados por el Director del Peugeot Design Lab, el genio francés Gilles Vidal, culpable de algunos de los prototipos más atrevidos de la firma del león y de gran parte de esas carrocerías bitono que han plagado el catálogo de la marca gala durante los últimos años.

Fue a través de su propia cuenta de Instagram, pasando casi de incognito entre todos los ejercicios de estilo y modelos futuristas compartidos por Vidal, que se presentó varias opciones de lo que sería una reinterpretación actual del Peugeot 205 GTi que marcó a muchos conductores especialmente en la década de los ochenta y que sirvió de base además para el icónico modelo del Grupo B que además de en el WRC también se dejó ver en la Subida a Pikes Peak, el europeo de RallyCross o el Rally París-Dakar.

En los distintos diseños propuestos nos encontramos características comunes a las de otros modelos de Peugeot, especialmente tomando como referencia el 308 GTI o los últimos modelos todocamino presentados por el fabricante del Grupo PSA, algo que se refleja en las ópticas traseras o las salidas de escape dobles con formas trapezoidales. Incluso se Gilles se atrevido a utilizar su seña de identidad a modo de carrocería bitono para firmar algunos de sus bocetos, aunque en todos ellos sin perder la filosofía y la silueta que caracterizó al pequeño matagigantes de Peugeot.

Por el momento, no se espera que ninguno de ellos pase del papel o el programa de diseño, sin embargo, nunca se puede decir nunca. Tal vez una mañana, en Sochaux también se despierten nostálgicos…

Click aquí para cancelar la respuesta.