Desmontando mitos: ¿quienes, cuándo y por qué pueden saltarse los límites de velocidad?

Daniel Valdivielso
10/08/2017


Los límites de velocidad son un concepto que todos asumimos en mayor o menor medida. Podremos estar más o menos de acuerdo con ellos, sobre todo en algunos casos concretos, pero convivimos con ellos a diario, intentando respetarlos por, se supone, nuestra seguridad y la del resto de conductores.

Sin embargo, hay ocasiones en las que los límites de velocidad se convierten en un actor secundario de la situación, dejándose de lado por aquellos que van al volante. Sí, todos hemos visto un coche patrulla alejarse a toda velocidad, o una ambulancia pidiendo paso, pero…¿realmente pueden superar la velocidad máxima de la vía en cualquier momento?

La respuesta es que no, aunque se vuelve afirmativa en determinadas ocasiones. Es decir, una ambulancia o un coche de policía, incluso un coche oficial, están obligados, como el resto de vehículos, a respetar los límites de velocidad de cada una de las vías por las que transiten, a excepción de una situación de urgencia.

Esto significa que, cuando la situación lo requiera -una emergencia médica o una actuación policial, por ejemplo- estos vehículos podrán superar los límites de velocidad, así como otras reglas de circulación, siempre que lo hagan avisando al entorno y sin poner en riesgo al resto de usuarios de la vía. Asi que si en algún momento os encontráis en medio de una situación de urgencia, lo mejor es molestar lo menos posible apartándose con seguridad.

En Centímetros Cúbicos: Escapa… si puedes: así es el coche de policía más rápido que hayas visto | La ambulancia más rápida del mundo: casi tanto como un F1

Click aquí para cancelar la respuesta.