El Audi Q3 estrena motores básicos: Tanto en diésel como en gasolina

Enrique García
08/07/2016

La gama de Audi es una de las más completas del mercado. No sólo tienen una gran cantidad de modelos sino que además ofrecen muchas combinaciones mecánicas y niveles de equipamiento, adaptándose así a las necesidades de una gran mayoría.

Inmersos en el lanzamiento del nuevo Audi Q2, la firma de los cuatro aros no ha querido olvidarse del Q3, el todocamino compacto fabricado en España que tan buenos resultados comerciales ha obtenido. Para garantizar que sigue conquistando al público, ahora llegan dos nuevos motores de acceso que reducen los precios de entrada.

La oferta en gasolina arrancará con el nuevo 1.4 TFSI de 125 CV y 220 Nm de par máximo exclusivamente combinado con la tracción delantera. Podrá pedirse con cambio manual de seis velocidades o la excelente caja S-Tronic con siete relaciones. Según los datos oficiales, alcanza los 194 km/h y acelera de 0 a 100 km/h en 10,8 segundos, dejando el consumo medio en los 5,8 L/100.

En diésel la opción de entrada será el nuevo 2.0 TDI con 120 CV. Al igual que el gasolina sólo llegará con tracción sencilla al eje delantero aunque se podrá elegir entre la caja de doble embrague con siete velocidades o bien la manual de seis. En el mejor de los casos el consumo medio parte de los 4,5 L/100 mientras que las prestaciones son más que correctas, con una velocidad máxima de 193 km/h y una aceleración de 0 a 100 km/h en 10,9 segundos.

La tercera novedad llega con la nueva versión 2.0 TDI 150 CV con tracción delantera y caja de cambios de doble embrague con siete velocidades. Sustituye a la anterior con seis y es capaz de mejorar algunos registros como la aceleración de 0 a 100 km/h, que ahora se sitúa en los 9,3 segundos.

Por ahora no hay fecha oficial para el lanzamiento de estas nuevas versiones en el mercado español ni tampoco precios recomendados pero el coste estimado será unos 1.700-2.000 € más bajo que los actuales 1.4 TFSI de 150 y 2.0 TDI 150 CV. 

Click aquí para cancelar la respuesta.