El Volkswagen T-Prime GTE Concept adelanta la próxima generación del Touareg

Enrique García
27/04/2016

En el Salón del Automóvil de Pekín una de las firmas más activas está siendo Volkswagen. Entre las muchas novedades que presenta hay que mencionar el T-Prime GTE Concept, un SUV de tamaño grande que derivará en un futuro próximo en la próxima generación del Touareg.

Estéticamente a pesar de ser un modelo conceptual tiene muchos elementos que pasarán a la serie. Sigue muy fiel la nueva línea de estilo estrenada en los Volkswagen Passat y Tiguan, jugando con el tamaño de la parrilla para transmitir elegancia y empaque. Por supuesto los muchos elementos cromados están presentes, algo necesario en el gigante asiático.

Si en las fotos te parece grande, al natural hay que decir que lo es aun más. Según el comunicado de prensa el T-Prime GTE se va hasta los 5,07 metros de longitud y crece 17 cm respecto a la actual generación del Touareg.

En el interior la sencillez de los trazos es la clave principal para transmitir modernidad y lujo. Volkswagen ha jugado con las pantallas táctiles y LCD para reducir al máximo la presencia de botones, dejando un diseño limpio que gusta mucho al primer vistazo.

El concepto se presenta una configuración muy particular que nada tendrá que ver con la versión de serie dado que con sólo cuatro butacas independientes no tendría sentido que llegase al mercado. Se espera que el modelo definitivo tenga cinco holgados asientos y, quizás en algunos mercados, la posibilidad de añadir una tercera fila con dos plazas adicionales.

En lo relativo a la mecánica, se ha optado por la tecnología híbrida que combina el 2.0 TSI con 250 CV de gasolina junto a uno eléctrico que aporta 135 CV de potencia, dando como resultado una fuerza total en conjunto de 375 caballos y un par máximo de 699 Nm.

En lo relativo a la transmisión, está equipado con una caja de cambios automática de ocho velocidades que permite un manejo secuencial, y con un sistema de tracción a las cuatro ruedas 4Motion, logrando mejorar la motricidad en condiciones de mala adherencia. 

Según declara Volkswagen el nuevo T-Prime GTE es capaz de alcanzar los 224 km/h de velocidad máxima y acelerar de 0 a 100 km/h en 6,1 segundos mientras que el consumo medio se queda en los 2,7 L/100 cuando tiene batería, y 8,1 L/100 con ellas descargadas.

La batería de iones de litio empleada tiene una capacidad de 14,1 kWh con la que se pueden recorrer unos 51 km en modo 100% eléctrico. El tiempo necesario para cada recarga es de ocho horas en una toma convencional y de 2,5 horas en una rápida de 7,2 kW.

Click aquí para cancelar la respuesta.