En 2016 aumentó la mortalidad y la DGT admite que también hubo menos controles de alcohol y drogas

David Clavero
08/12/2017

La Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, redujo en un 11,7% las pruebas de alcohol y un 14,3% las de drogas a conductores en el año 2016, lo que coincidió con el primer repunte de la mortalidad en las carreteras desde el año 2003. Así mismo, también en 2016 se produjo un récord histórico de recaudación a través de los radares de velocidad, nada menos que un 25% más que el año 2015, lo que pone de manifiesto que algo no está funcionando.

Los datos se han podido conocer a través de una respuesta parlamentaria realizada por el Gobierno a los diputados socialistas Miguel Ángel Heredia y María Aurora Flórez. Éstos solicitaron al ejecutivo el desglose de los controles realizados en España desde el año 2012, cifras que revelaron la caída del número de controles en 2016 que se culpa a la falta de cierre de presupuestos con el gobierno en funciones.

Dado el registro de 1.161 víctimas mortales alcanzado en 2016 y la tendencia a mantener esa cifra, sino aumentarla este 2017, la DGT ya ha anunciado importantes cambios para reducir la siniestralidad. Ejemplo de ello es la adquisición de 60 nuevos radares móviles para las también nuevas 300 motos de la Guardia Civil de Tráfico, la puesta en marcha de 226 cámaras para vigilar el uso del cinturón, la invención de los controles dinámicos, la creación de vías ciclistas para proteger a este colectivo o las primeras pruebas de uso de drones y aviones para complementar la vigilancia realizada por Pegasus.

Click aquí para cancelar la respuesta.