Evita multas por mantenimiento revisando estos sencillos elementos

Daniel Valdivielso
12/02/2018

El mantenimiento preventivo es una de las claves que todo buen conductor tiene siempre presente cuando se trata de su vehículo. Está claro, nuestro coche, por fiable y robusto que sea, necesita un mantenimiento para que su buen estado perdure en el tiempo, y en muchas ocasiones, una revisión propia, personal, puede resultar mucho más útil de lo que parece.

La importancia de un buen mantenimiento es tal que, a partir del recién estrenado 2018, los agentes de la autoridad van a hacer especial hincapié en comprobar que nuestro vehículo circula siempre con todos sus elementos en buen estado, elementos que nosotros mismos podemos revisar en un rato, permitiéndonos ahorrar unos euros y, por supuesto, mejorar nuestra seguridad y la de aquellos que nos rodean.

Son muchos y muy variados los elementos que, en un rato, podemos revisar por nosotros mismos, evitándonos problemas posteriores. Las autoridades van a poner especial énfasis en el buen estado de los neumáticos. De esta manera, echar un vistazo a la profundidad de la banda de rodadura, asegurándonos además de que montamos el neumático correcto para nuestro vehículo, nos librará de un apuro.

Si queremos evitar problemas, podemos revisar por nosotros mismos otros tantos elementos como el buen funcionamiento de los cinturones de seguridad, la integridad de las lunas de nuestro vehículo (especialmente el parabrisas) o la legibilidad de las placas de matrícula. Echar un vistazo a todos estos componentes apenas nos llevará 10 minutos, y nos evitará sanciones que pueden suponer desde los 90 hasta los 200€, incluyendo en algunos casos la retirada de puntos de nuestro permiso de conducir.

En Centímetros Cúbicos: Adiós clichés de barra de bar: alucina con las marcas y coches más fiables de Europa en 2017 | 5 cambios de la controvertida nueva ITV 2018 que afectan a conductores y centros

Click aquí para cancelar la respuesta.