¿Ha llegado el momento de jubilar mi viejo coche diésel?

David Clavero
20/03/2017

Lo mires por donde lo mires, sí, el coche movido por motor de combustión interna tiene fecha de caducidad, especialmente si tiene ya algunos años encima y más aún si es diésel. La llegada de las etiquetas de emisiones fue el primer gran toque de atención al parque automovilístico español, señalando con dedo firme los coches más contaminantes. Pero el toque de gracia lo han dado Madrid y Barcelona con sus nuevos planes para reducir la contaminación en las ciudades y en donde se habla abiertamente de vetar a los coches más veteranos.

Para hacernos una idea de a partir de que año o normativa anticontaminación está condenado nuestro coche, en Barcelona han decidido vetar el tráfico de cualquier turismo con matrícula anterior antes de 1999 y las furgonetas con matrícula anterior a 1996 en días laborables. Por su parte Madrid ha señalado que limitará el acceso, circulación y estacionamiento de cualquier coche diésel previo al año 2006 y gasolina anterior al año 2000. A grandes rasgos hablamos de que entre 2019 y 2025 se llevarán a cabo las medidas más duras y restrictivas teniendo en el punto de mira a todo vehículo que para aquel entonces tenga 20 años o más.

Pero la problemática de estos anuncios tiene que ver con la falta real de alternativas para que los conductores y propietarios de coches afectados encuentren una solución. Su actual coche, gasolina, pero sobre todo diésel dada la importancia de este tipo de motorización en el parque móvil español, está condenado a enfrentarse a un sinfín de restricciones y penalizaciones que harán inviable su uso como transporte. Además, tras los anuncios de Madrid y Barcelona, es más que probable que muchas otras ciudades españolas se sumen a este movimiento para erradicar los malos humos de sus carreteras.

Madrid ha anunciado que bonificará y fomentará el uso de coches con etiquetas “ECO” y “0 emisiones”, además de mejorar el servicio de transporte público, sin embargo el gran problema seguirá estando en la falta de verdaderas ayudas o subvenciones para que el usuario de un coche “viejo” pueda plantearse el cambio por un coche nuevo de menor impacto medioambiental. Esto supone que el cambio que se pretende implantar flaquea precisamente en uno de los puntos donde más deberían centrar sus esfuerzos las administraciones, que no es otro que ofrecer alternativas reales para que jubilar nuestro viejo coche sea posible.

En definitiva, sí, ha llegado el momento de buscar reemplazo para tu viejo coche, que casi seguro será diésel si vives en España, pero por el momento mucho nos tememos que las ayudas a su compra son mínimas cuando no inexistentes y la previsión a futuro no es mucho más esperanzadora.

En Centímeros Cúbicos: Propietarios de coches ‘viejos’ y clásicos, en pie de guerra contra Barcelona y su veto para 2019 | Gasolina anteriores a 2000 y diésel previos a 2006, vetados en Madrid a partir de 2020

Click aquí para cancelar la respuesta.