¿Dónde y por qué debo instalar la etiqueta de emisiones enviada por la DGT?

David Clavero
04/04/2017

Si a tu buzón ha llegado ya la temida etiqueta de emisiones que está enviando la DGT, no te preocupes porque todavía no debe entrarte el pánico. Lo primero que debes hacer eso sí, es revisar a conciencia que todos los datos de tu vehículo estén bien, pues la propia DGT ha admitido fallos en algunas de las etiquetas enviadas lo que podría llegar a perjudicarte si tu categoría de emisiones no es la indicada o si están mal registrados los datos de tu vehículo.

Si está todo en orden, la etiqueta de emisiones no es de uso obligatorio por el momento, es decir, puedes guardarla a buen recaudo a día de hoy. Sin embargo, no pierdas de vista esta etiqueta pues es muy probable que a corto plazo comience a ser recomendable su uso. Ciudades como Madrid o Barcelona ya han anunciado medidas para limitar el acceso, circulación y aparcamiento a los coches más contaminantes, medida que implantarán haciendo uso de las etiquetas de emisiones.

La instalación de las etiquetas es sumamente sencilla pues se trata de un adhesivo. De este modo la ubicación ideal de la etiqueta deberá hacerse en la zona inferior derecha del parabrisas, lugar donde será más fácil su lectura desde el exterior. A futuro, esta será la ubicación obligatoria para la correcta lectura por cámaras de tráfico encargadas de regular el acceso a zonas de bajas emisiones.

Etiqueta 0 emisiones: Ciclomotores, triciclos, cuadriciclos y motocicletas; turismos; furgonetas ligeras, vehículos de más de 8 plazas y vehículos de transporte de mercancías clasificados en el Registro de Vehículos de la DGT como vehículos eléctricos de batería (BEV), vehículo eléctrico de autonomía extendida (REEV), vehículo eléctrico híbrido enchufable PHEV) con una autonomía mínima de 40 kilómetros o vehículos de pila de combustible.

Etiqueta ECO: Turismos, furgonetas ligeras, vehículos de más de 8 plazas y vehículos de transporte de mercancías clasificados en el Registro de Vehículos como vehículos híbridos enchufables con autonomía <40km, vehículos híbridos no enchufables (HEV), vehículos propulsados por gas natural, vehículos propulsados por gas natural (GNC y GNL) o gas licuado del petróleo (GLP).

Etiqueta C: Turismos y furgonetas ligeras de gasolina matriculadas a partir de enero de 2006 y diésel a partir de 2014. Vehículos de más de 8 plazas y de transporte de mercancías, tanto de gasolina como de diésel, matriculados a partir de 2014. Por tanto, los de gasolina deben cumplir la norma Euro 4, 5 y 6 y en Diésel la Euro 6.

Etiqueta B: Turismos y furgonetas ligeras de gasolina matriculadas a partir de enero del año 2000 y de diésel a partir de enero de 2006.Vehículos de más de 8 plazas y de transporte de mercancías tanto de gasolina como de diésel matriculados a partir de 2005.Por tanto, los de gasolina deben cumplir la norma Euro 3 y en Diésel la Euro 4 y 5.

En Centímetros Cúbicos: ¿Qué significa la temida etiqueta que está llegando a todos los españoles? | Etiquetas de la DGT: ¿Qué significa la etiqueta ‘ECO’ y qué coches pueden llevarla?

Click aquí para cancelar la respuesta.