Las ITV se ponen serias y medirán las emisiones reales de los Diésel

David Clavero
12/05/2016

Tarde o temprano tenía que suceder, y más tras conocerse los casos de manipulación de emisiones en motores Volkswagen, llamadas a revisión para mejorar los sistemas anticontaminación de modelos Renault o la más reciente confirmación de anomalías en la homologación de consumos de Mitsubishi. La industria del automóvil está en el punto de mira tras estos casos y por ello organismos como los servicios de inspección técnica de vehículos (ITV) pretenden endurecer sus exámenes para detectar cualquier anomalía relacionada con emisiones.

La idea de endurecer los criterios de análisis en las ITV se centra especialmente en los vehículos diésel, los vehículos que hasta el momento siempre se han visto beneficiados con una prueba que tan sólo medía la opacidad del humo expulsado por estos motores. El objetivo de las ITV será introducir un nuevo protocolo que permita reconocer, entre otras cosas, la posible manipulación de los sistemas anticontaminación como catalizadores o filtros antipartículas y la medición de emisiones NOx y partículas in situ.

Pero las ITV no quieren quedarse ahí. La gran demanda desde las ITV es la intención de poder acceder a las centralitas de motor de nuestros coches para verificar que no se ha manipulado nada.

En este momento, la asociación AECA-ITV y el Ministerio de Industria ya trabajan en un sistema que permita la medición de emisiones y que pueda ser aprobado en un plazo de un año para su integración en las estaciones de inspección técnica. El único gran escollo para la puesta en marcha de este endurecimiento sería la modificación de la normativa, un proceso que podría necesitar de más tiempo.

En Centímetros Cúbicos: 3 averías que puedes detectar observando el humo del escape | Cómo evitar las 5 averías más comunes en un diésel

Click aquí para cancelar la respuesta.