Kalashnikov prueba con éxito su primera moto voladora eléctrica

Iván Fernández
29/09/2017

Recordaréis hace unos meses que Toyota se encontraba trabajando con un grupo de ingenieros y de técnicos con el objetivo de desarrollar un coche volador, el cual a su vez participaría en la ceremonia de apertura de los próximos Juegos Olímpicos de 2020 y fuera uno de los ocupantes de dicho vehículo tierra-aire, el encargado de encender el pebetero. Lo que parece una idea difícil de llevar a cabo, ha encontrado respuesta por parte de un ‘competidor’ inesperado: la empresa de armamento y componentes militares, Kalashnikov, autora de entre otras cosas, de uno del que sin duda es el fusil más reconocido del planeta, el AK-47.

En el caso de la empresa rusa, el prototipo volador carece de la forma de coche, adoptando más bien el diseño de una motocicleta que no deja de ser un dron de grandes dimensiones adaptado para transportar a una persona. Si bien sólo se encuentra por el momento en fase de pruebas, los vídeos revelados por los responsables de dicho invento ya dejan ver que los 16 motores eléctricos que equipa son capaces de elevar la estructura y su ocupante a una altura respetable respecto al suelo, manteniendo además un vuelo estable que no da muestras algunas de desequilibrio.

Más allá del peculiar sonido que realiza cuando se encuentra a pleno rendimiento, debemos pensar en las capacidades de la misma no ya como vehículo de aplicación militar (algo que estaría reservado para rápidas incursiones o infiltraciones de equipos pequeños), sino como vehículo recreativo. La disponibilidad del par máximo desde el primer momento y el poco peso de una estructura formada por los motores eléctricos, el cuerpo metálico, los rotores y las baterías, hacen que estemos hablando de un Objeto Volador Identificado capaz de moverse con la agilidad y rapidez con la que lo hacen en la actualidad los drones no tripulados.

No es la única adaptación eléctrica en la que actualmente se encuentra trabajando Kalashnikov, ya que tal y como apuntan desde Motorpasión Moto, el fabricante ruso también desarrolla dos prototipos de motos de enduro a petición del gobierno ruso, una con fines urbanos, para la policía y otra con capacidades off-road dirigida a completar el parque automovilístico del ejército.

Click aquí para cancelar la respuesta.