La conducción 'autónoma' funciona: Tesla reduce sus accidentes en un 40%

David Clavero
27/02/2017

Pese a que la polémica está siempre alrededor de todo cuanto tenga que ver con la conducción autónoma, el último dato revelado por la NHTSA sirve para dar un duro golpe de realidad a fabricantes, legisladores y usuarios. La NHTSA ha señalado que gracias a la conducción autónoma se han reducido en un 40% los accidentes en modelos Tesla. Hablamos de un dato muy significativo sobre la importancia de la función Autopilot para reducir el riesgo de accidentes.

Tras el desembarco de funcionalidades de ayuda a la conducción en el Tesla Model S, el ratio de accidentes por cada millón de kilómetros se ha reducido en un 40%. Aún así, no podemos olvidar que la tecnología no es ni mucho menos infalible y el primer accidente con un coche autónomo ha generado un importante revuelo que ha llegado a plantear hasta la retirada de la función Autopilot.

Con todo ello se ha demostrado que, en primer lugar la conducción autónoma funciona evitando situaciones de riesgo e incluso previendo potenciales escenarios de colisión, y en segundo lugar demostrando que la supervisión del ser humano ha de ser constante porque los coches autónomos todavía no son capaces de gestionar el 100% de las situaciones a las que pueden llegar a enfrentarse. Del mismo modo, Ford señalaba hace apenas unos días que el déficit de atención de los conductores en un coche autónomo es un serio problema, por lo que todavía queda mucho camino por recorrer para llegar a la meta de cero accidentes que persigue el coche autónomo.

En Centímetros Cúbicos: EE.UU. cierra la investigación de Tesla: los accidentes fueron culpa de los conductores, no de Autopilot | El piloto automático de un Tesla predice un accidente de tráfico antes de que suceda

Click aquí para cancelar la respuesta.