La fábrica de Nissan-Ávila salva su cierre reconvirtiéndose en planta de recambios

Daniel Valdivielso
19/06/2017

La alianza Nissan-Renault es una de las empresas automovilísticas con más peso en España debido a su alto volumen de producción, fruto de las 5 plantas que el grupo posee en nuestro país, de la que salen cada año millones de vehículos destinados a circular por los cinco continentes.

Sin embargo, una de las fábricas de Nissan corría grave peligro de cierre tras la bajada en el volumen de ventas de los productos que en ella se fabricaban. Hablamos de la planta de Nissan en Ávila, encargada de producir vehículos industriales medios como el NT400 o el NT500. El fabricante había fijado el 14 de junio como fecha límite para llegar a un acuerdo, tras la cual se propondría un ERE de cierre si no se llegaba a ningún acuerdo. 

Tras la caída en las ventas del NT400 y la cancelación de la producción del NT500, la alianza encargó en febrero a José Vicente de los Mozos, director mundial de producción de Renault, que llevase a cabo un estudio con el fin de encontrar una salida a la maltrecha situación de la planta. La opción escogida finalmente ha sido la de convertir la fábrica en una planta de recambios dentro del Polo Industrial de Renault en Castilla y León. 

De esta manera, los trabajadores han aceptado entrar en el convenio laboral de Renault este mismo año, reduciendo su salario entre un 25 y un 30%. La empresa, a cambio, compensará a los trabajadores con un bono equivalente a 2.5 veces la pérdida salarial. La transformación se completará al 100% en 2020, cuando se extinga la producción del NT400 y la planta se dedique en su totalidad a la producción de piezas para Nissan y Renault.

En Centímetros Cúbicos: Arranca la fabricación del nuevo Renault Mégane en la factoría de Palencia | Mitsubishi se suma a la ofensiva eléctrica de Renault-Nissan: Compartiendo piezas

Click aquí para cancelar la respuesta.