La UE estudia hacer obligatorio un dispositivo que impide arrancar el coche si se ha bebido

Centímetros Cúbicos
29/03/2017

Los Ministros de Transporte de la Unión Europea se han reunido para establecer que entre 2020 y 2030 los heridos graves en accidentes en la UE se reduzcan a la mitad. Las mayores causas de siniestros siguen siendo la conducción bajo los efectos del alcohol o las drogas, las distracciones o el cansancio.

Para evitar esto, la UE pretende fomentar una serie de soluciones para extender la “cultura de la seguridad víal”. Una de ellas consiste en utilizar las tecnologías para crear dispositivos que impidan a un conductor ebrio arrancar un vehículo.

Estos dispositivos, de los que Honda e Hitachi, o Volvo presentaron varios modelos en su momento se pueden integrar con la smart key del vehículo, o venir preinstalado en el vehículo, respectivamente . De esta manera, si el sistema detecta un grado del alcohol inadecuado, manda una señal que impide arrancar el motor.

Además, el dispositivo presenta un nivel de análisis bastante completo, pudiendo reconocer si el aire exhalado es humano o no, tardando no más de tres segundos en realizar la prueba al completo e incluso mostrando el resultado en la consola central.

En la reunión celebrada en Malta, también se apoyó el desarrollo de los coches autónomos y conectados para garantizar la seguridad. El Consejo de Ministros ha reclamado que se tengan en cuenta los usuarios más vulnerables de las carreteras, como peatones y ciclistas, a la hora de crear las nuevas medidas de seguridad y las infraestructuras.

La UE ha tomado esta decisión de reducir al 50% los heridos graves en accidentes de tráfico ya que en 2014, 135.000 personas sufrieron estas lesiones, lo que supuso al año un coste económico de 100.000 millones de euros. Además, en 2016, fueron 25.500 los fallecidos en la UE en accidentes, 6.000 menos que en 2010. Esto sigue los objetivos que ya se habían marcado los titulares europeos de reducir las muertes en carretera un 50 % entre 2010 y 2020.

El ministro de Transporte de Malta y presidente de turno de la UE, Joe Mizzi, ha dicho que “mejorar la seguridad vial es una responsabilidad común”. Al acto también ha acudido el presidente de la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) y embajador de la ONU para la seguridad vial, Jean Todt.

En Centímetros CúbicosLas 16 medidas que tomará Interior y DGT en 2017 para reducir los accidentes en carretera¿Por qué la Comisión Europea quiere obligarnos a usar coches autónomos?¿Adiós atropellos gracias a este paso de peatones inteligente?Encuesta europea: Universitarios españoles, los más proclives a conducir bebidos

Click aquí para cancelar la respuesta.