Llegó el frío: ¿Cuáles son las averías más habituales y cómo evitarlas?

David Clavero
07/12/2017

El frío ya está aquí y con el invierno hemos de considerar la posibilidad de sufrir averías muy particulares que sólo se producen en esta época del año. El frío puede llegar a ser un problema en determinadas situaciones ya que puede suponer que nos quedemos tirados con el coche en el lugar y momento menos adecuado, motivo por el que es muy importante ser precavidos y preparar nuestro coche para que soporte los problemas que suele acarrear circular en zonas con bajas temperaturas.

¿Cuáles son las averías más habituales por culpa del frío?

Batería: este elemento es uno de los principales fallos que podemos encontrarnos en épocas de bajas temperaturas. También el alternador. Un motor frío es sinónimo de grandes esfuerzos internos para su arranque, lo que implica un muy alto consumo eléctrico que pone contra las cuerdas a la batería demandando un extra de corriente.

Congelación de líquidos: en lugares donde la temperatura baje de 0ºC hemos de tener especial cuidado con el vehículo ya que sus líquidos han podido congelarse. Es por ello por lo que es muy recomendable aparcar en zonas cubiertas o aparcamientos. También es especialmente recomendable emplear líquidos como el refrigerante de calidad y con una alta tolerancia a funcionar en bajas temperaturas.

Luces: ver y ser vistos es aún más importante en invierno, una época donde pueden presentarse momentos de muy baja visibilidad por culpa de la lluvia, la nieve o la niebla. De además la época donde menos horas de luz disfrutamos por lo que el uso de la iluminación del vehículo aumenta. Por ello es importante asegurarse tener el sistema de iluminación en plenas condiciones e intentar llevar repuestos en nuestro vehículo siempre y cuando sea posible la sustitución de las lámparas por nosotros.

Neumáticos: un aspecto muy importante durante la circulación en climas fríos y/o húmedos es asegurarse de tener el mayor agarre posible. Por debajo de 7°C el neumático de invierno es una opción a tener muy en cuenta dadas sus mejores cualidades de agarre frente al neumático de verano, aún así debemos procurar que si usamos neumáticos de verano estos posean suficiente dibujo para afrontar situaciones de fuertes lluvias, presencia de firme deslizante, barro, etc.

#TePuedeInteresar
Sorpresa coreana, ¿Qué 10 marcas de coches te ahorrarán más visitas al taller?

En Centímetros Cúbicos: El RAC navarro ofrece una guía con 21 consejos para conducir en invierno | Llegó el Invierno: 5 cosas que nunca debes olvidar para sobrevivir al peor temporal

Click aquí para cancelar la respuesta.