Mapas de alta definición para situar a los coches autónomos

Iván Fernández
17/06/2017

La película de Will Smith, ‘Yo, Robot’ ya nos hablaba de un futuro dominado por vehículos autónomos en los que sería el ser humano que tomaba el control de su coche el que supondría un problema para un sistema que no estaba preparado para aleatoriedad. Fabricantes, órganos legisladores y empresas tecnológicas han empezado a pensar un futuro en el que vehículos tripulados por máquinas y hombres compartan carreteras.

Bosch y TomTom llevan varios años trabajando en un proyecto conjunto con el objetivo de ofrecer mapas de localización de alta resolución con el objetivo de que se pueda crear un plano detallado en el que se refleja la posición de cada coche separados por unos pocos centímetros. La meta es la de encontrar un sistema más fiable y rápido también para los vehículos autónomos, ya que con unas ‘coordenadas’ más precisas, no sería necesario basarse en la utilización del video, sistema que suele implicar que sean transmitidos grandes paquetes de datos al receptor.

Se podría utilizar como complemento obviamente a los datos de vídeo, especialmente en condiciones de baja visibilidad o meteorología adversa, así como a la hora de situar cada coche y enviar su posición a la ‘nube’. El objetivo es que esta tecnología comience a instalarse en vehículos autónomos a partir de 2020, siendo un sistema que ayudara a que los coches autónomos sepan no sólo únicamente en qué punto geográfico se encuentran o la vía en la que se encuentran circulando, sino también su posición en cuanto al carril, las distancias respecto al resto de coches o incluso la opción de encontrar una ruta más rápida en caso de carreteras con tráfico, accidentes u obras.

Las primeras pruebas comenzaron a finales de 2015, tanto en las carreteras interestatales de Estados Unidos como en la A81 alemana. Queda con todo ello patente una vez más que, por el momento, quedan muchos elementos por tener en cuenta para el futuro.

Click aquí para cancelar la respuesta.