Mazda presenta en Ginebra el nuevo CX-5 para Europa

Enrique García
07/03/2017

A mediados de año Mazda comenzará la comercialización de la nueva gama CX-5, el todocamino de tamaño medio que tan buenos resultados comerciales ha cosechado desde su lanzamiento. La nueva generación mantiene intacta la esencia aunque adoptando un toque más deportivo.

Estéticamente ha ganado en empaque, elegancia y distinción gracias a las formas rasgadas de los faros y pilotos posteriores, y al nuevo diseño de los paragolpes. Las dimensiones exteriores no cambian en exceso, con una longitud que se queda en los 4,55 metros.

Sabiendo que la competencia es muy dura, Mazda ha trabajado en el interior para conseguir un ambiente más premium. Tanto los materiales como la presentación ganan enteros, quedando en una posición más destacada que su predecesor.

El equipamiento disponible contempla elementos como el climatizador automático con regulación independiente para las plazas traseras, alerta de cambio de carril, detector de objetos en ángulo muerto, sistema de sonido Bose, techo solar, lector de señales de tráfico, Head Up Display, etc.

La oferta de motores en gasolina quedará limitada al 2.0 SKYACTIV-G con 165 CV cuando va asociado a la tracción delantera, y con 160 CV cuando equipa la total a las cuatro ruedas. Ambos destacan por su buena relación prestaciones-consumos.

En diésel se mantienen los 2.2 SKYACTIV-D con 150 CV en su versión estándar, y 175 CV en los más prestacionales. Podrán tener caja automática y, en el caso de la variante menos potente, tracción sencilla a un eje o bien la total a las cuatro ruedas.

Click aquí para cancelar la respuesta.