Nuevo Mercedes Clase S 2017: el lujo a través del confort y la tecnología

David Clavero
19/04/2017

Desde el lanzamiento de la actual generación del Mercedes Clase S en 2013 se han vendido la friolera de 300.000 unidades, pero ahora llega su primera gran actualización de cara a afrontar la segunda etapa de su vida comercial. Así es el nuevo Mercedes Clase S 2017.

Mercedes ha introducido sutiles cambios en el plano estético que se centran en el rediseño de las ópticas delanteras que estrenan nueva tecnología de iluminación Multibeam LED, las ópticas traseras que también actualizan su diseño y los paragolpes que reciben ligeras modificaciones. En el interior los cambios más llamativos los encontramos en el volante de nuevo diseño con controles táctiles, el sistema de iluminación ambiental con hasta 64 tonalidades, nuevos materiales para los acabados interiores y el equipo de sonido Burmester de 1.520 vatios.

Sin abandonar el interior nos encontramos con el nuevo sistema ENERGIZING que persigue convertir el habitáculo de Mercedes Clase S en un verdadero SPA. Este sistema se adapta a nuestro estado ánimo modificando diferentes elementos como la iluminación del habitáculo, la música, la climatización, las funciones de masaje y la ventilación y calefacción de los asientos. Este sistema cuenta con 6 programas diferentes: Freshness, Warmth, Vitality, Joy, Comfort y Training.

En materia de mecánicas la principal novedad es el nuevo motor de 6 cilindro en línea de 3 litros, disponible en versiones diésel con 286 y 340 CV y en versión gasolina con más de 400 CV y haciendo uso por primera vez en Mercedes de un compresor eléctrico. Por encima de estas nuevas mecánicas encontramos el propulsor 4.0 V8 Twin-Turbo en potencia de 479 CV para la versión S560 y 612 CV para el S63 AMG. Todas estas motorizaciones estarán asociadas al cambio automático 9G-Tronic y al sistema de tracción total 4MATIC.

Para finalizar, y como no podía ser de otra manera, el nuevo Mercedes Clase S 2017 da un nuevo paso en la conducción autónoma mejorando cámaras, radar y el sistema de gestión para perfeccionar el funcionamiento de los asistentes a la conducción. Además, para mejorar aún más el confort la suspensión inteligente MAGIC BODY CONTROL añade ahora una nueva generación de la tecnología de reconocimiento de la calzada ROAD SURFACE SCAN capaz de funcionar en curva para adaptar el funcionamiento de cada amortiguador a los baches y resaltos de la carretera sin alterar el movimiento de la carrocería. Además, el nuevo Clase S también podrá inclinarse en las curvas hasta 2,65º para mejorar la estabilidad.

Click aquí para cancelar la respuesta.