Mercedes, pillada tras desmontar un Tesla Model X ¡alquilado!

Daniel Valdivielso
08/12/2017

Los fabricantes de automóviles se afanan en lanzar al mercado productos con cada vez mejor calidad, características técnicas más avanzadas y equipamientos innovadores y atractivos para los usuarios. Para logarlo, las marcas inviertes miles y miles de millones de euros en innovación y desarrollo, utilizando técnicas que pueden resultar sorprendentes, aunque sean perfectamente legales. 

Una de estas técnicas es la adquisición de vehículos de la competencia que posteriormente desmontan pieza a pieza, pudiendo así analizar en qué posición se encuentran frente a la competencia, cómo ésta resuelve ciertos retos técnicos o cómo aprovechan sus recursos para construir mejores coches.

Mercedes-Benz lleva tiempo trabajando en el que será su primer modelo 100% eléctrico, el EQC. Se trata de una especie de SUV con autonomía para, como mínimo, 500 kilómetros, que competirá directamente con el Tesla Model X, el único modelo que actualmente cuenta con unas características similares.

Mercedes llevaba tiempo intentando conseguir un Model X para analizar a su competencia más directa, pero pese a sus esfuerzos, a los alemanes no les quedó más remedio que alquilar una unidad a la compañía Sixt, que para más inri la había realquilado a propietarios particulares por una suculenta cifra.

El resultado han sido unos daños en el vehículo que, según cuenta el diario alemán Der Spiegel, la empresa alquiladora tendrá que abonar a los propietarios del Model X, y que posteriormente serán reclamados a la propia Mercedes, que ha visto como la opinión pública se ha enterado de una práctica llevada a cabo con dudosa discreción. ¿Estarán los alemanes preocupados por los secretos técnicos de los chicos de Tesla?

En Centímetros Cúbicos: ‘Road Trip’ Tesla Model X: Así es el SUV súper familiar, súper deportivo y súper eléctrico | Uno de cada cuatro Mercedes-Benz será eléctrico en 2025

Click aquí para cancelar la respuesta.