Si robas un Ferrari, asegúrate de que puedes pagar su voraz apetito de gasolina

David Clavero
19/06/2017

Robar deportivos no es tan fácil como pueda parecer, y si no que se lo digan a Rocky Jimenez quien robó un Ferrari 488 GTB en California para darse cuenta poco después que no tenía dinero suficiente para hacer frente al apetito en gasolina del deportivo italiano. Jimenez quiso llevarse a casa un deportivo italiano de 670 CV, pero antes debió asegurarse de que su depósito estuviese lleno o de llevar el suficiente dinero para repostarlo.

El caso es que tras robar el Ferrari y verse necesitado de dinero para repostar de gasolina, Jimenez comenzó a pedir dinero para gasolina a todos con los que se cruzaba, algo que llamó poderosamente la atención de uno de sus vecinos quien decidió llamar a la policía por lo extraño de la situación. El hombre que avisó a la policía no veía demasiado normal que alguien que conducía un flamante Ferrari 488 GTB recién estrenado deambulara por la calle pidiendo dinero para gasolina.

Tras el aviso, la policía se personó en casa de Rocky Jimenez donde permanecía aparcado el Ferrari 488 GTB. Tras investigar el coche y los antecedentes del sujeto, Jimenez defendía que el coche era suyo, pero ante la imposibilidad de demostrarlo decidieron inspeccionar el vehículo y descubrir su verdadero dueño que no era otro que un concesionario de la zona al que una horas antes le habían sustraído un Ferrari 488 GTB.

Fuente: CarBuzz
En Centímetros Cúbicos: Los ladrones ya no querrán robar un BMW, y es que pueden convertirse en cárceles rodantes | Surrealista: roban un coche a punta de pistola y piden al propietario que les explique cómo meter marcha atrás

Click aquí para cancelar la respuesta.