Se dispara la demanda de coches eléctricos y las fábricas se saturan, ¿qué está pasando?

Daniel Valdivielso
30/01/2018

El coche eléctrico está ganando terreno a pasos agigantados. Y es que tras pasar años “sufriendo” con unas prestaciones y autonomía demasiado limitadas y un precio de adquisición demasiado elevado, los últimos avances tecnológicos han permitido “democratizar” este tipo de vehículos gracias a unos precios más reducidos y, por fin, unas prestaciones que permiten una utilización diaria sin ningún tipo de preocupación.

Hace unas semanas saltaba la noticia: Volkswagen era incapaz de satisfacer la demanda de Golf GTE, uno de sus dos modelos híbridos enchufables. Tal es así, que la propia Volkswagen ha tomado la decisión de  dejar de admitir pedidos hasta que la situación mejore, desatascando así unas listas de espera que en algunos mercados como el británico llegaban a superar el año.

Ahora es Smart la que ha comunicado que las ventas de Fortwo y Forfour eléctricos están superando con mucho las expectativas más optimistas, hasta el punto de que la producción está resultando claramente insuficiente. De hecho, en los últimos seis meses se han vendido más Smart eléctricos que en los dos años anteriores juntos, lo que ha supuesto también unas listas de espera desmedidas que de nuevo pueden superar el año.

¿Qué está pasando realmente? Con estos dos ejemplos parece claro que la demanda de vehículos eléctricos es real, está ahí y es necesario satisfacerla, cada vez con más urgencia. ¿Son los fabricantes los culpables de que el coche eléctrico no esté “despegando” como debería? Es evidente que la demanda no sólo no va a descender, sino que va a seguir creciendo. Las marcas están trabajando para cubrir esa demanda, aunque parece que, de momento, va a tocar seguir esperando. 

En Centímetros Cúbicos: Prueba Golf GTE 2017: Poder azul para un compacto híbrido con aspiraciones ‘gti’ | Smart se electrifica por completo: a partir de 2019 todos sus coches serán eléctricos

Click aquí para cancelar la respuesta.