Este autobús circulará con aceite de freidora por Sevilla

Centímetros Cúbicos
11/07/2016

Tussam, empresa municipal de transportes de Sevilla, participará con uno de sus vehículos en un proyecto para crear un nuevo biocombustible procedente de aceites de frituras, dentro de la iniciativa europea ‘Life Bioseville’, que pretende la fabricación de un combustible que contamine menos que otro tipo de biodiésel.

Para ello, se usará en un autobús de la flota de Tussam entre los meses de enero y febrero de 2017.

El acto de la firma del convenio de colaboración ha tenido lugar este lunes, con la asistencia de la delegada de Economía, Comercio y Relaciones Institucionales de Sevilla y presidenta de la Corporación de Empresas Municipales, Carmen Castreño; el gerente de Tussam, Francisco Arteaga Gómez, y el director general del Centro Tecnológico Avanzado de Energías Renovables (Ctaer) -entidad coordinadora del proyecto ‘Life Bioseville’-, Valeriano Ruiz Hernández.

El proyecto, que dispone de un presupuesto global de 1.543.600 euros, cuenta con la contribución financiera de la herramienta ‘LIFE’ de la Unión Europea y se desarrollará hasta septiembre de 2017.

En un comunicado, el Ayuntamiento de Sevilla ha informado de que el nuevo biocombustible, que procede de aceites de fritura de la capital sevillana, sobre todo del sector de la hostelería, ofrece, según los responsables de ‘Life Bioseville’, “una mayor calidad que los biodiésel actuales”.

En el autobús de prueba que Tussam pondrá a disposición del proyecto se instalará un equipo de medición de emisiones contaminantes para testar la disminución significativa de gases contaminantes y partículas que ofrece este biodiésel.

El uso de este biocombustible en el vehículo de la flota de Tussam se llevará a cabo entre los meses de enero y febrero de 2017, tras las oportunas comprobaciones previas en un banco de pruebas de su incidencia en el motor.

Posteriormente, se procederá a realizar la medición de emisiones. Para ello, Tussam se compromete a poner en circulación un autobús con los equipos de medición de contaminación a bordo, con un conductor de su plantilla, donde se establecerá un período inicial de prueba de 12 días en horario laborable.

“Sí se ha determinado que la iniciativa se desarrolle sin pasajeros, pero realizando el mismo itinerario y paradas de las líneas seleccionadas”, agrega el comunicado.

El objetivo general del proyecto ‘Life Bioseville’ es el desarrollo de un sistema integrado y sostenible de valorización de aceites de fritura generados en la ciudad de Sevilla mediante la producción de un nuevo biocombustible, formado por ésteres metílicos y ésteres de glicerina, “más competitivo y eficiente”.

Es un proyecto demostrativo de la viabilidad del nuevo biocombustible, mediante la construcción de una planta prototipo, “que sirva de experiencia de éxito y se extienda a otras localidades tanto a nivel nacional como internacional”.

La delegada de Economía, Comercio y Relaciones Institucionales y presidenta de la Corporación de Empresas Municipales, Carmen Castreño, ha recordado que el desarrollo de este proyecto está en sintonía con el recientemente aprobado Plan de Acción por el Clima y la Energía Sostenibles de Sevilla y ha destacado “la importancia de apoyar este tipo de iniciativas, que además de contribuir a la mejora de la calidad medioambiental de la ciudad supone un valioso ejemplo de economía circular y de cómo reutilizar un producto como el aceite de fritura”.

El consorcio que lleva a cabo el proyecto está conformado por cinco entidades; como es el caso del Centro Tecnológico Avanzado de Energías Renovables (Ctaer), como coordinador beneficiario; la Universidad de Sevilla (US), el Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas del Ministerio de Economía y Competitividad (Ciemat), el Centro Tecnológico Cartif y la empresa Campo Sur Investiga, SL.

Click aquí para cancelar la respuesta.