¿Probador de asientos? 5 curiosas profesiones de la Automoción que quizá no conoces

Centímetros Cúbicos
19/04/2017

Cuando preguntamos a un niño qué quiere ser de mayor puede que su respuesta sea clara: médico, profesor, futbolista…pero seguro que ninguno dice que le gustaría ser probador de asientos de coches. Y es que hay puestos de trabajo que pasan desapercibidos incluso para el público adulto. El proceso de producción de un coche en SEAT cuenta con más puestos de trabajo que los de diseñador o ingeniero y algunos son sorprendentes:

1. El primer conductor
Son expertos conductores que recorren hasta 2 millones de kilómetros al año con el objetivo de probar cómo funcionan los vehículos una vez salen de la línea de montaje. Las pruebas tienen lugar sobre seis pavimentos diferentes, a distintas velocidades y desniveles y se comprueba además que no haya ruidos extraños. El funcionamiento del claxon, las luces o los frenos también se examinan en esta primera toma de contacto con el coche.

2. El escultor de arcilla
2.500 kilos de barro se necesitan en esta fase para crear maquetas de arcilla del coche a tamaño real.  Los escultores necesitan 10.000 horas de trabajo para dar forma a estos clay models que permitirán apreciar las formas del nuevo diseño.

3. El costurero
Un experto modista hilvana a mano la tapicería del interior del vehículo para lo que necesita más de 30 metros de costura por coche. Pensar en la mejor manera de combinar materiales y colores le puede llevar hasta dos años.

4. Probador de asientos
Hasta 20.000 veces puede probar un profesional de esta técnica el abatimiento de un asiento, una por cada modificación que se aplique. Encontrar la espuma, el tejido o el reposacabezas adecuado para evitar lesiones cervicales es una tarea que depende de este profesional cuya misión es crear el asiento ideal que adapte a diferentes tipos de cuerpo.

5. Sommeliers del coche
En esta ocasión el profesional no va a ser experto en vinos sino en el ‘olor a nuevo’ del coche que se obtendrá pensando en el consumidor. El equipo de químicos de Martorell realiza más de 400 tests olfativos al año sometiendo al coche a temperaturas de 60ºC. Este puesto exige medidas estrictas como no fumar ni llevar perfume, para no condicionar los olores, y el principal elemento de trabajo es la nariz.

Fuente: Seat

En Centímetros CúbicosAsí ve el microscopio ‘CSI’ de SEAT el ADN de los vehículos que fabrica la marca en Martorell¿A qué huelen los coches… nuevos? La ‘nariz’ de Seat sabe encontrar el neutro.

Click aquí para cancelar la respuesta.