Audi Sportscar Driving Experience: jamás te divertirás tanto aprendiendo

David Clavero
24/12/2017

Los cursos de conducción son una iniciativa desarrollada por diferentes fabricantes de cara a mejorar nuestras habilidades al volante y conocer en mayor profundidad nuestros coches. Cada fabricante ofrece este tipo de cursos bajo planteamientos muy diferentes, sin embargo hoy te traemos el que posiblemente sea uno de los cursos más interesantes y completos que puedes desarrollar en España de la mano de un fabricante como Audi, hablamos del Audi Sportscar Driving Experience.

La escuela Audi Driving Experience cuenta con 4 categorías según su desempeño: Dynamic, Progressive, Sportscar y Winter. La opción Sportscar en la que nos hemos sumergido es la experiencia que está enfocada a los conductores más avanzados y con más ganas de mejorar su pericia al volante en circuito. Hablamos del nivel más alto de conducción, también de coches con modelos como el Audi RS5 (450 CV) y el Audi R8 V10 Plus (610 CV), pero también el más costoso con un precio de 545 euros para clientes Audi y 690 euros para no clientes.

Antes de meternos de lleno en el Audi Sportscar Driving Experience es justo resaltar que Audi ofrece los 3 niveles de conducción con el objetivo de mejorar poco a poco nuestras habilidades, subiendo el listón con cada nuevo programa y poniéndonos al volante de modelos cada vez más potentes. Para los conductores sin formación alguna fuera de la autoescuela es obligado comenzar por el nivel más bajo para conocernos a nosotros, a la máquina y cómo gestionar las situaciones. Reconocidos nuestro defectos y habiendo aprendido el nivel se irá aumentando, lo que nos permite disfrutar y aprender desde el primer minuto y así sacar el máximo provecho de estos cursos.

El desarrollo del curso se produce de menos a más. En esta ocasión la ubicación escogida fue el Circuito del Jarama, estando también disponible el Circuito de Ascari en Málaga y el Circuito de Montmeló en Barcelona . El piloto Jordi Gené actuó como maestro de ceremonias para indicarnos las claves del curso y explicarnos los modelos que probaremos durante la jornada. Tras el briefing nos llevaron a un sector del circuito donde la prueba a realizar sería la frenada de emergencia con esquiva, una prueba que desarrollaríamos a los mandos del nuevo Audi RS5 y en donde el objetivo es conocer las posibilidades del coche, acortar al máximo nuestro tiempo de reacción y aprender a actuar ante una frenada de emergencia en la que por distancia necesitamos esquivar un obstáculo al final. Varios intentos nos permitieron conocer que, además de que el Audi RS5 frena mucho y bien, es sólo cuestión de ser sutiles con la dirección y mirar donde queremos ir y no hacia donde va el coche para que consigamos esquivar un obstáculo que parecía imposible de evitar.

Las siguientes dos pruebas fueron a los mandos del Audi R8 V10 Plus, dividiendo el circuito en dos trazados independiente para hacernos con el circuito, sus puntos de referencia y pulir nuestro manejo de la dirección, el uso de la frenada regresiva y el control sobre el vehículo. Todo ello redunda en un mejor conocimiento del coche y del trazado, lo que se traduce en un mayor nivel de seguridad y al mismo tiempo permite subir el ritmo de conducción para disfrutar de las prestaciones del vehículo. Esta prueba se desarrolla a través de varias pasadas de ida y vuelta al sector acotado del circuito, siguiendo una formación de 4 vehículos tras un primer coche liebre conducido por un instructor que mediante radio nos va indicando cómo trazar cada curva, dónde están los puntos de frenada, etc.

Tras tomar el pulso al Audi R8 y conocer cómo atacar el trazado del Jarama, el siguiente stint se produce con el circuito completamente abierto y ahí es donde desatamos todo el potencial del Audi R8 V10 Plus. El ritmo que se impone es alto y te permite aplicar lo aprendido durante toda la jornada, algo que puedes comprobar por ti mismo al ver en primera persona como detectas los puntos de frenada, cómo afrontas la trazada o cómo te preparas para la siguiente curva.

Con la adrenalina aún a flor de piel nos bajamos de los coches para poner fin al curso Sportscar Driving Experience que ha tomado unas 5 horas de duración. Jordi Gené vuelve a escena para entregarnos un diploma donde se certifica el haber superado la experiencia y que nos servirá como inmejorable recuerdo de este día. Pero cuando ya todo parece haber terminado, la sorpresa del día hace acto de presencia con un Audi RS 3 LMS pilotado por Jordi Gené y un Audi R8 LMS pilotado por Frank Schmickler. El broche final no es otra cosa que un copilotaje en estas monturas, las más radicales que fabrica Audi Sport y la experiencia definitiva que nos acerca al mundo de la competición para vivirlo en primera persona.

Más información: Audi Driving Experience
En Centímetros Cúbicos: Prueba Audi R8 V10 Plus: más carácter, más deportivo y tan R8 como siempre

Click aquí para cancelar la respuesta.