Prueba BMW Serie 6 GT: ¿buscas algo más que una berlina de lujo?

David Clavero
28/01/2018

BMW sigue apostando por sus peculiares carrocerías GT, un formato donde el fabricante alemán ha conseguido hacerse fuerte conquistando todo un nicho de mercado donde no cuenta con rivales directos. Ni berlina, ni familiar al uso, mucho meno SUV o Crossover a pesar de poder ofrecer versiones con tracción total. El BMW Serie 6 GT representa la apuesta más ambiciosa entre estas carrocerías, tanto como para haber reinventado la fórmula que antes conocíamos como BMW Serie 5 GT para subir un peldaño y hacerse llamar ahora BMW Serie 6 GT.

El nuevo BMW Serie 6 GT ha buscado un reposicionamiento a medio camino entre el BMW Serie 5 y el BMW Serie 7, empleando para ello elementos y rasgos de ambos modelos, pero sobre todo defienden una visión aún más lujosa que el Serie 5 gracias a su salto hacia la gama Serie 6 donde se permite incluso ofrecer una alternativa para los que pensando en un BMW Serie 7 también buscan una mayor polivalencia en espacio.

Las claves del BMW Serie 6 GT son bastante obvias con sólo observar su diseño exterior que se acerca a los 5,1 metros de longitud. Este BMW hace uso de una carrocería que sustituye el clásico tercer volumen por un portón que además añade mejores cotas de habitabilidad, un espacio de carga que crece hasta los 610 litros y una boca de carga de mucho mayores dimensiones. De este modo que el BMW Serie 6 GT es la receta ideal para los que buscan los valores de una berlina como el Serie 5 o Serie 7, pero con un punto extra en polivalencia y espacio. Sí, el BMW Serie 5 Tourer o el BMW X5 podrían ser alternativas igualmente válidas, pero con el BMW Serie 6 GT se consigue un mejor punto de equilibrio entre la berlina tradicional y las otras carrocerías.

Durante nuestra prueba del BMW Serie 6 GT realizada a las afueras de Madrid, la unidad que pudimos conducir fue un BMW Serie 630d GT (265 CV) asociado al sistema de tracción total Xdrive. Nada más acomodarte en sus butacas delanteras y recorrer los primeros metros a su volante ya percibes un tacto de conducción más confortable y de perfil menos deportivo que el que puede ofrecer el BMW Serie 5. A ello sumamos un interior donde a pesar de encontrar un diseño muy similar a los Serie 5 y Serie 7, la calidad de acabados y posibilidades nos dejan más cerca del Serie 7.

Sentados en las plazas posteriores es donde más y mejor se entiende el concepto GT de BMW. El espacio disponible es superior, especialmente en altura libre hasta el techo, el acceso también es más cómodo y en definitiva nos encontramos con un concepto donde viajar en las plazas traseras cobra mayor protagonismo. El alto nivel de confort en la zona posterior es sin duda el principal argumento del Serie 6 GT, encontrando además un nutrido número de posibilidades en equipamiento para infoentretenimiento que harán que te olvides de cómo se conduce este coche.

Pero el BMW Serie 6 GT no supone una pérdida de valor en tanto a experiencia de conducción, ni mucho menos. El lado más GT de esta carrocería, y nunca mejor dicho, pone especial atención en el confort, pero al volante sigue ofreciendo un tacto que siguen invitando a conducir. Sí, perdemos algo de aplomo con respecto al Serie 5, pero mantiene uno de los mejores tactos de dirección de su segmento y la nueva configuración de suspensión mantiene las cualidades dinámicas a pesar de ese extra de confort. Además, en nuestra versión de pruebas con 265 CV fruto de su propulsor 3 litros turbodiésel encontramos prestaciones más que sobradas para una conducción rápida, tanto en vías rápidas como carreteras reviradas.

El nuevo BMW Serie 6 GT está diponibles desde 68.900 euros en España, siendo el precio de nuestra unidad de pruebas de 76.900 euros. Hablamos de una alternativa a los diseños tradicionales que innegablemente tiene su público, y aunque este crece tal y como lo hace la oferta de BMW con dos modelos ya a la venta, seguimos hablando de un concepto de nicho. Si la búsqueda de espacio es tu principal necesidad el Serie 5 Tourer será sin lugar a dudas tu mejor candidato, pero si buscas un término medio huyendo del tradicional diseño de las berlinas y sin tener que dar el salto hacia los SUV como el BMW X5, no cabe la menor duda de que el BMW Serie 6 GT es tu elección.

Click aquí para cancelar la respuesta.