Kia Niro PHEV a prueba: mucho más que un híbrido

David Clavero
30/12/2017

Kia lanza en España la esperada versión híbrida enchufable de su SUV híbrido Kia Niro. Bajo el nombre de Kia Niro PHEV, Kia ha creado una versión híbrida enchufable destinada a todos aquellos que buscan un coche aún más polivalente dentro del mundo de los híbridos, con la ventaja de gozar de una mayor autonomía, pero con la libertad que ofrece no ser 100% eléctrico en tanto a la escasez de puntos de recarga. Hablamos de un concepto que le da un nuevo giro de tuerca al Kia Niro, reforzando su apuesta para plantar cara al Toyota C-HR que seguirá ofreciendo un motor híbrido sin opción de híbrido enchufable.

El Kia Niro PHEV nace con la intención de llegar a más clientes, nuevos clientes cuyos recorridos habituales podrán ser cubiertos en su mayoría con energía eléctrica, pero que quieren disponer de la versatilidad de un motor de combustión interna para el resto de trayectos. El sentido del Niro PHEV está en su uso en modo eléctrico el grueso de los recorridos, echando mano del motor gasolina en contadas ocasiones. Realmente puede parecer una locura, pero hemos de darnos cuenta de que el grueso de la población requiere de menos de 20-30 kilómetros de autonomía para los trayectos habituales, lo que da sentido al concepto de híbrido enchufable y sus 58 kilómetros de alcance en modo 100% eléctrico.

Las diferencias entre el Kia Niro y el Kia Niro PHEV pueden parecer mínimas a simple vista, aunque las hay y son realmente importantes en el apartado técnico. El primer gran cambio lo encontramos en sus baterías, que aunque recurren a la misma tecnología de polímero de litio, aumentan su capacidad hasta los 8,9 kWh (1,56 kWh en el Kia Niro). Este aumento de capacidad también obliga a reducir el espacio disponible en el maletero, concretamente el espacio de carga se reduce en 77 litros para dejar la cifra final en 324 litros. De forma adicional también se pierden 2 litros en el tanque de combustible que dejan una capacidad final de 43 litros.

El Kia Niro PHEV cuenta con una toma de corriente situada en la aleta izquierda del vehículo. Para recargar las baterías necesitaremos de 2 horas y 15 minutos empleando una conexión de 3,3 kW de potencia.

Continuando con el apartado técnico nos encontramos un grupo de propulsión híbrido muy parecido al del Kia Niro “a secas”, pero en él se ha instalado un motor eléctrico más potente que alcanza ahora los 60,5 CV. Permanecen intactos el motor 1.6 GDI de 105 CV y la transmisión DCT de doble embrague y 7 relaciones. A pesar de las mejores cifras del motor eléctrico el sistema híbrido mantiene intacta su potencia combinada de 141 CV y los 265 Nm de par. Pero el mayor protagonismo del motor eléctrico no pasa desapercibido y es que el Kia Niro PHEV es capaz de hacer el 0-100 Km/h en 10,8 segundos recortando así 0,7 segundos al Kia Niro y alcanza una velocidad máxima mayor de 172 Km/h. Todo ello además lastrando un peso extra de 94 kilogramos. El consumo homologado (NEDC) del Kia Niro PHEV es de 1,3 l/100 Km con emisiones de 29g de CO2.

La conducción del Kia Niro PHEV es muy similar al del Kia Niro, tan sólo se percibe un mayor protagonismo del modo eléctrico dada su mayor potencia, la notable autonomía extra y un balanceo ligeramente más acusado en los giros dado el peso extra. Kia ha mantenido intacto el interior del Niro y las diferencias se limitan a detalles tal y como ocurre en su exterior con molduras en color azul o las llantas específicas. Esto permite que la versión híbrida enchufable del Niro no requiera de una conducción o uso distinto al que haríamos con el Niro no enchufable. Tal es el grado de similitud que me atrevería a decir que el aumento de peso también pasa desapercibido en el uso cotidiano. El aislamiento es uno de los puntos claves en cualquier vehículo que ofrezca autonomía eléctrica y el Niro PHEV cumple sobradamente con un buen aislamiento del exterior y un habitáculo bien realizado que no descubre ruidos molestos circulando en modo eléctrico, modo que por cierto podemos usar a velocidades de hasta 120 Km/h.

Dinámicamente es un coche de claro enfoque urbano, de reacciones predecibles y una suspensión que prima el confort. Sin embargo es un coche que puede sorprender por la agilidad que brinda el motor eléctrico, especialmente si circulamos con las baterías cargadas que es cuando el modo eléctrico brinda todo su potencial.

El lanzamiento del Kia Niro PHEV se produce en un momento clave para el fabricante, un momento donde también se ha confirmado la llegada de un Kia Niro 100% eléctrico. Para aquellos que buscan algo más capaz que el Kia Niro y su motor híbrido, el Kia Niro PHEV es la opción ideal siempre y cuando hayan sacado la calculadora para hacer números y amortización de la versión. El hándicap con el que aterriza el Kia Niro PHEV en el mercado no es otro que su precio de venta, desde 34.060 euros, un precio elevado tal y como ocurre con todos los híbridos enchufables y que contrasta con las tarifas del Kia Niro que arrancan en 25.600 euros. Aún así el Kia Niro PHEV tiene a su favor la posibilidad de acogerse a descuentos promocionales y los aún más interesante aunque fugaces planes de ayuda al vehículo alternativo como el reciente Plan Movalt.

Click aquí para cancelar la respuesta.