Presentación y prueba gama 6 de Continental: tecnología al servicio del neumático

David Clavero
21/10/2017

Continental nos ha reunido en el circuito de Ascari en Ronda para poner a prueba su nueva gama de neumáticos, la gama 6 que se divide en SportContact 6, PremiumContact 6 y CrossContact ATR. Se trata de una de las gamas más amplias y ambiciosas del mercado que pretende ofrecer lo último en neumáticos para los vehículos de calle, algo que hoy pondremos a prueba en circuito, en carretera y en pista offroad.

Desde hace años Continental ha conseguido convertirse en uno de los fabricantes de referencia a nivel mundial en materia de neumáticos y para infinidad de usos, siendo además uno de los principales proveedores de neumáticos para vehículos de nueva fabricación, por lo que si te has comprado recientemente un coche nuevo es bastante probable que instales una de sus gamas.

Sumergidos en la prueba del modelo SportContact 6, Continental nos hace especial hincapié en la mejora del compuesto y el diseño para mejorar la conducción deportiva. Las claves de esta mejora residen en un diseño de la banda de rodadura optimizado para ganar dirección y agarre lateral, así como un compuesto que consigue mejor agarre en términos generales. Continental asegura además que se ha conseguido reducir el ruido y mejorar el consumo de combustible. Tras probar un Audi RS 3 Sedán y un Ford Focus RS con estos neumáticos pudimos comprobar como especialmente el guiado de la dirección resalta sobre el resto de cualidades.

Diseñado para ser capaz de alcanzar los 350 Km/h, en la actualidad está disponible en 70 dimensiones para llantas de 19 a 23 pulgadas y con más de 20 homologaciones como equipo original y 80 más en desarrollo, entre ellos el Honda Civic Type-R, Audi R8 o Audi TT.

A la hora de probar los neumáticos PremiumContact 6 nos pusimos a los mandos de un Lexus GS 300h, un modelo especialmente indicado para este tipo de neumáticos dada su mecánica híbrida donde la máxima es el confort de rodadura y el ruido exterior se percibe con mucha mayor claridad. Continental ha primado la absorción de ruido y el ahorro de combustible en esta gama para ofrecer un mayor nivel de confort que sus rivales, además de una mejora en el consumo. La ruta que nos permitieron realizar por carretera era corta para medir consumos, sin embargo debido a la presencia de diferentes firmes sí que pudimos comprobar un muy bajo ruido proveniente de la rodadura. Continental consigue esta notable mejora gracias a la tecnología ContiSilent, una banda de poliuretano fijada al interior del neumático que consigue absorber gran parte del ruido generado por el rozamiento. También el diseño de toda la gama 6 ha sido optimizado para limitar el ruido a través del dibujo.

Por último pudimos probar la oferta de neumáticos de Continental destinados a vehículos de tipo SUV y todoterrenos, uno de los mercados que claramente más ha crecido en los últimos años y en donde Continental ofrece hasta diferentes. Durante nuestra prueba pudimos analizar los modelos CrossContact UHP, CrossContact ATR y CrossContact LX Sport. En todos los casos hablamos de neumáticos que, pese a estar enfocados a vehículos del tipo SUV o Crossover, su uso mayoritario se produce en asfalto con leves incursiones fuera de este. La gran novedad no era otro que el CrossContact ATR, neumático de nuevo desarrollo pensado para un uso 70% asfalto / 30% todoterreno. Continental ha puesto a la venta estos nuevos neumáticos en 21 tamaños diferentes para llantas de 15 a 20 pulgadas.

Los modelos de coche probados fueron un Volkswagen Tiguan, Audi Q5, Jeep Grand Cherokee y Volkswagen Touareg, todo ellos provistos de tracción 4×4 aunque empleando configuraciones muy diferentes entre sí. El circuito todoterreno presentaba una dificultad media baja-media donde el verdadero objetivo era comprobar la capacidad de tracción de estos compuestos en diferentes planos de inclinación, con presencia abundante de polvo y gran peso por parte de los vehículos. Dado el uso mayoritario de este tipo de vehículos en asfalto, la prueba nos permitió comprobar que el agarre en todos los casos era elevado, destacando que en ningún momento notamos merma en tracción o dificultad para avanzar pese a enfrentarnos a pendientes muy pronunciadas con arranque desde parado.

Click aquí para cancelar la respuesta.