Prueba Toyota Yaris GRMN: ¿Preparado para divertirte?

David Clavero
26/01/2018

La llegada de Gazoo Racing a Europa no podía haber sido mejor. El preparador oficial de Toyota se estrena en el viejo continente lanzando al mercado el Toyota Yaris GRMN, la versión más radical jamás fabricada del Toyota Yaris. Hablamos de una serie limitada a tan sólo 400 unidades que pretenden servir como escaparate del futuro que está por venir con una Gazoo Racing dispuesta a lanzar más modelos en Europa.

El Toyota Yaris GRMN pretende poner patas arriba el segmento de los urbanos deportivos, y eso que compite con pesos pesados como el Ford Fiesta ST, el Volkswagen Polo GTI o el Renault Clio R.S. La llegada del nipón se produce con una receta que habla de diversión y una configuración técnica única en su segmento, recurriendo a un motor 1.8 Compresor en pos de ofrecer el comportamiento más atmosférico posible. Una alternativa a los tan de moda motores turbo que emplean todos sus rivales.

Pero los cambios que ha sufrido el Toyota Yaris GRMN van mucho más allá de su motor. Gazoo Racing ha realizado un profundo trabajo de mejora sobre el chasis del Yaris para soportar su sustancial aumento en prestaciones, pero sobre todo para ofrecer un comportamiento donde la diversión es lo que más importa. Suspensiones específicas SACHS Performance, estabilizadoras más gruesas, altura rebajada en 24 mm, equipo de frenos potenciado y firmado por Advics, caja de cambios reforzada y adición de un diferencial Torsen. Un cóctel muy completo en pos de poder domar cada uno de los 212 CV que aparecen a las 6.800 rpm. Y el resultado no podía haber sido mejor.

Nuestra prueba del Toyota Yaris GRMN se produjo en Barcelona, tanto en sus carreteras como en el Circuito de Castellolí, pudiendo así evaluar al detalle cómo ha cambiado este Yaris para llegar al temperamental GRMN. Su comportamiento es radicalmente diferente al que hayas podido encontrar en cualquier otro Yaris, encontrando una dirección rápida y con bastante peso, una suspensión dura que te mantiene pegado al asfalto y un motor que te hace disfrutar de una entrega de potencia muy progresiva con un increscendo desde el mismo ralentí. Toyota ha creado un grupo motopropulsor ideal para los amantes de los motores atmosféricos, que requiere trabajar en la zona alta del cuentavueltas y que no te pega al asiento en cada golpe de gas, pero que te permite disfrutar de cada marcha hasta el corte de inyección.

Pero para disfrutar del nuevo motor 1.8 Compresor Gazoo Racing ha tenido que realizar un duro trabajo de puesta a punto en el Yaris, motivo por el que ahora encontramos una caja de cambios manual de 6 relaciones convenientemente reforzada que se complementa con un diferencial de deslizamiento limitado Torsen, que a grandes rasgos es el verdadero culpable de la sensación de control e inmensa capacidad de tracción que ofrece el Yaris GRMN. Eso sí, para dar el salto del notable hacia el sobresaliente echamos en falta una configuración de suspensiones delanteras capaz de lidiar mejor con los problemas de Torque Steer. El motor empuja con mucho brío, y cuando abres gas con decisión debes sujetar el volante para evitar que la potencia lleve las ruedas hacia otra trayectoria. Nada grave ni mucho menos, de hecho es un hándicap habitual en los coches de tracción delantera con elevada potencia.

Curva tras curva el Toyota Yaris GRMN demuestra una elaborada puesta a punto que te saca una sonrisa en cada giro. En lugar de buscar la mayor efectividad, algo válido para conseguir cronos en circuito, Toyota y Gazoo Racing han apostado por un coche que prime las sensaciones y donde lo más importante es la experiencia de conducción. En un segmento plagado de mecánicas turboalimentadas, la sola posibilidad de disfrutar de un motor capaz de estirar de forma tan progresiva desde el ralentí hasta las 7.000 rpm es toda una experiencia.

Pero no podemos olvidar que el Toyota Yaris GRMN será un coche muy difícil de ver en las calles pues apenas 5 unidades se han vendido en España, unidades numeradas que corresponden a la tirada de 400 coches que se fabricarán para toda Europa. Su precio de tarifa es de 29.900 euros y apenas estuvo a la venta 72 horas debido a la alta demanda del modelo. Aún así, ya podemos adelantarte que este primer modelo europeo firmado por Gazoo Racing pretende servir como escaparate de lo que está por venir, habiéndose confirmado el lanzamiento de nuevas versiones especiales bajo el sello GRMN.

Click aquí para cancelar la respuesta.