Test Drive Tesla Model S: La berlina eléctrica más potente y tecnológica del mercado

Dionisio San Miguel
30/03/2017

Hasta la llegada a los mercados del Tesla Model 3 en 2018, el eléctrico que previsiblemente rompa el mercado, el modelo más accesible de la firma norteamericana sigue siendo el Model S 60D, la berlina Premium impulsada, por supuesto, sólo con electricidad. La autonomía de este modelo ronda los 400 km (según recorrido y tipo de conducción), lo que le permite afrontar, además de trayectos diarios más o menos amplios, largos desplazamientos incluso viajes, dado el mapa de supercargadores con el que cuenta Tesla tanto en España como en Europa.

En cuanto al equipamiento, el Model S viene ‘con todo’: asistente de arranque en pendiente, Airbags (RC, LD, LT, C), bluetooth, cámara de visión trasera, climatizador bizona, control de presión de neumáticos, luces diurnas de led, sensor de luz y lluvia, suspensión neumática, llantas de 19” y pantalla táctil de 17”. El etcétera de cualquier modelo Tesla es tan largo que lo dejaremos para más adelante.

Precisamente, la pantalla táctil, tipo Ipad es uno de los elementos principales, pues desde ella se controlan la mayoría de parámetros y funciones del Model S, dejando para el salpicadero dos únicos botones, además de algunas funciones en el volante. Modos de conducción, de gestión del motor, climatización, apertura de puertas y un larguísimo etcétera se gestionan desde la enorme ‘tablet’ que preside el salpicadero de éste y el resto de modelos y versiones Tesla.

Pero vayamos al Test Drive que realizamos partiendo una de las ubicaciones de la compañía en Madrid, durante un evento de Aiuken Solutions, una empresa internacional de seguridad de TI (Internet de las cosas). Próximamente habrá tienda física en el centro de la capital, además de un centro de soporte técnico.

Basta con pisar el freno y bajar la maneta derecha del volante –a la americana- para que todo el potencial eléctrico del Model S esté disponible bajo nuestro acelerador (332 caballos, y eso que hablamos del motor con 60 Kwh) y nos catapulte con suavidad a la marcha. La posición de conducción es muy cómoda, y a ella hemos llegado haciendo uso de sendos reglajes eléctricos en asientos y volante. Reglajes que el coche puede memorizar para que al ingresar en él con nuestro nombre, nos coloque bajo las preferencias grabadas.

Su batería es de 60 kWh pero es sustituible en cualquier momento de la vida del coche por la de 75 kWh abonando los casi 10.000 euros que cuesta incorporarla.

La dirección es precisa y con el modo frenada regenerativa, el coche retiene en las deceleraciones de manera que en el uso normal apenas hay que pisar el freno. La energía generada en las retenciones recarga las baterías, lo que amplía la autonomía sin necesidad de pasar por los puntos de recarga.

Pero lo más llamativo, claro, es su sistema de conducción autónoma, el ya famoso Autopilot, aún de primera generación. Se trata de un ‘piloto automático’ que funciona en todo tipo de carreteras. Es capaz ya de adelantar por sí solo y en definitiva, de comportarse como un humano lo haría. Un sistema revolucionario también capaz de aprender de sus errores, y de mejorar su precisión a base de experiencia.

Para pilotar en modo automático, los Tesla confían en sus cámaras, sus radares y la localización del coche por GPS. El Autopilot viene, lógicamente, acompañado de una serie gadgets como radar y cámara de vídeo en su frontal, doce sensores ultrasónicos y asistencias eléctricas tanto de dirección como de frenada.

El sistema no es perfecto – aún – y por ello el fabricante exige -avisador incluido- que tengamos las manos sobre el volante en todo momento. Además, la normativa europea en general y española en particular no permite aún la circulación en modo completamente autónomo.

Otro dato sorprendente, al margen de la extraña sensación de que el coche conduce solo es que éste va aprendiendo con los datos recogidos en cada recorrido. Y es que se estima que cada día los propietarios de Tesla en su conjunto suman un millón de millas en Autopilot a una gigantesca base de datos colectiva, de la que cada coche se beneficia a nivel individual.

Tanto es así, que numerosos propietarios ya han expresado en los foros de Tesla la mejoría en el uso del Autopilot en cuestión de días, especialmente los que recorren una misma ruta habitualmente, por ejemplo para acudir al trabajo. Las intervenciones forzosas del conductor tienden a minimizarse, y terminarán por desaparecer.

Otro gadget interesante –que no exclusivo de Tesla- es el aparcamiento remoto, disponible desde la actualización 7.1 del software que emplea el Tesla Model S. Y todo con sólo pulsar un botón del mando a distancia, una función bastante interesante para estacionar y abandonar los aparcamientos más estrechos.

El primer vehículo que integró esta función fue el nuevo BMW Serie 7, un modelo que en su llave permitía activar un comando de aparcamiento remoto para estacionar nuestro vehículo sin tener que estar dentro de él. Tesla ahora repite esa idea para los Tesla Model S ya en circulación, pues gracias a los sensores y cámaras ya instalados, tan sólo con la citada actualización de software se accede a la nueva función.

Además, este sistema se puede conectar al acceso automático al garaje de casa para que ni siquiera tener que preocuparse de abrir y cerrar el garaje. El resultado es sorprendente, aunque todavía costará habituarse a que los coches conduzcan solos, pero será cada vez más habitual y será muy útil para poder aparcar en el mínimo espacio disponible.

Potencia, eficiencia, agrado de conducción, innovación, todo ello envuelto en un habitáculo con acabados y calidad percibida ‘premium’, son las armas de un modelo que aspira a competir con berlinas alemanas como el BMW Serie 5 , Mercedes Clase E o Jaguar XF, entre otros.

En números: el Tesla Model S 60D tiene un precio de salida de 83.000 euros, una cifra que te permitirá realizar el 0 a 100 en 5,2 segundos y alcanzar una velocidad punta de 210 km/h con una autonomía de más de 400 kilómetros. 

Si quieres saber cómo es la versión P100D, aquí tienes el divertido Test Drive del formato ‘Topes de Gama’, dentro de la plataforma de Atresmedia donde están los creadores de internet: www.flooxer.com

 

En Centímetros CúbicosLa arriesgada apuesta de Musk y Tesla: arreglar la red eléctrica australiana en 100 días, ¿Buscas Tesla de segunda mano? Pues ya es posible y con interesantes descuentos, Tesla quiere que jamás vuelvas a preocuparte del mantenimiento y seguro del cocheLa conducción ‘autónoma’ funciona: Tesla reduce sus accidentes en un 40%Menos prestaciones a cambio de más autonomía: así son los nuevos Tesla 100D

Click aquí para cancelar la respuesta.